Calabaza al horno rellena

La temporada de calabaza comienza ahora y es tiempo de prepararla y saborearla. La calabaza es un vegetal muy versátil, que combina tanto con cereales como con legumbres y podemos cocinarlo de múltiples maneras.

En cuanto a sus propiedades, la calabaza, por su alto contenido en fibra, es muy aconsejable en casos de obesidad y estreñimiento y para eliminar retención de líquidos. Muy rica en carotenos, que son antioxidantes, se transforman en vitamina A (esencial para la visión), C y E. Contiene minerales, especialmente calcio, potasio y magnesio.

Según algunos estudios la calabaza es la verdura más indicada para la diabetes, ya que regenera las células pancreáticas dañadas y aumenta los niveles de insulina en sangre.

 

¿Qué ingredientes necesitas para preparar la calabaza al horno rellena? (Para 2-3 personas)

  • 1 calabaza pequeña
  • 3 cebollas grandes cortadas a medias lunas finas
  • 2 zanahorias cortadas en rodajas finas
  • 2 hojas de col rizada cortada fina
  • 1 cucharada sopera de aceite de sésamo
  • Una pizca de sal marina
  • 1 taza de crema de avena
  • 1 cucharada de arroz integral o de mijo cocido por persona

¿Cómo lo preparamos?

  1. Introducir la calabaza en el horno a 100ºC. Previamente la habremos cortado por la mitad, vaciado de semillas y le habremos puesto una pizca de aceite y sal.
  2. Poner aceite en una cazuela y saltear como nituké la cebolla, la col y la zanahoria.
  3. Cuando la calabaza esté casi cocida la rellenaremos con la verduras, 1 cucharada de arroz integral o de mijo cocido por persona y la volvemos a introducir en el horno.
  4. Una vez que la calabaza esté blanda, la regamos con la crema de avena.
  5. La dejamos un par de minutos más en el horno y ya podemos servirla.

¡¡Qué la disfrutéis!!

 

Aprende más recetas macrobióticas en el libro Recetas Macrobióticas para la Salud.

Arroz integral con setas shiitake y maitake

Con la llegada del otoño y las temperaturas más frescas conviene hacer pequeños cambios en las preparaciones de nuestra alimentación para adaptar los menús al clima de la estación. La receta que propongo en esta ocasión contiene alimentos-medicamentos como el arroz integral y las setas shiitake y maitake. Estas setas, utilizadas en Oriente por su sabor y propiedades, son inmuno-estimulantes por su contenido en beta-glucanos y tienen una potente acción anticancerígena.

¡Vamos allá!

¿Qué ingredientes necesitamos para preparar el arroz con shiitake y maitake?

  • 1 taza de arroz integral
  • 2 cucharadas soperas de alga dulse lavada
  • 2 cebollas rojas medianas
  • 1 seta shiitake deshidratada por persona
  • 5 gr. de seta maitake deshidratada por persona
  • 1 trocito de alga kombu para la cocción del arroz integral
  • Una pizca de sal marina para la cocción del arroz integral
  • 1 cucharada sopera de tamari
  • 2 cucharadas soperas de aceite de sésamo
  • 2 cucharaditas rasas de cúrcuma en polvo hervida 10 minutos con un poquito de agua
  • 2 cucharadas soperas de gomasio

 

¿Cómo se prepara?

  1. Poner las 2 setas en remojo 2 horas antes de la preparación. Eliminar los troncos duros de la shiitake.
  2. Guardar para la cocción el agua de remojo colada por sus propiedades antiinflamatorias.
  3. Cocemos el arroz integral en 2 tazas de agua hirviendo, con el alga kombu y una pizca de sal durante 45 minutos.
  4. Cortamos las cebollas a medias lunas muy finas.
  5. Ponemos una cazuela al fuego y cuando el aceite esté caliente echamos la cebolla y removemos hasta que esté transparente. A continuación echamos el tamari, bajamos el fuego al mínimo y tapamos. Si es necesario, para que no se pegue, añadimos un poquito de agua. Esperamos 15 minutos y añadimos las setas cortadas a láminas finas junto con el agua de remojo colada. Subimos el fuego hasta que hierva nuevamente y bajamos el fuego, dejando la cocción 20 minutos más. Si es necesario añadimos un poco más de agua.
  6. Cuando falten 5 minutos añadimos la cúrcuma cocida, el alga dulse y removemos.
  7. Transcurrido el tiempo, añadimos el arroz integral y removemos hasta que esté caliente.
  8. Servimos espolvoreando el gomasio.

¡Buen provecho!

 

Si quieres aprender más recetas, te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud.

¿Por qué cura el arroz integral?

Campo de arroz

El cáncer es una gran toxemia generalizada 

El arroz integral nos depura mediante su fibra. Una parte de ella es celulosa, que no se puede digerir y se expulsa en las heces, arrastrando productos de deshecho del intestino.

 

El cáncer se acompaña de falta de energía vital

Energía física: el arroz integral es una fuente de energía muy valiosa gracias a sus hidratos de carbono. Además es una energía estable sin altibajos. Contiene vitamina B6 que también aporta energía (0,3 mg en 1 taza de arroz integral cocido).

Energía mental: contiene casi el doble de fósforo que el arroz blanco.

 

El cáncer se desarrolla cuando hay colesterol

El arroz integral, mediante sus fitoesteroles bloquea la acción del colesterol.

 

El cáncer es una enfermedad ácida (Yin)

El arroz integral está en el centro de la clasificación de los alimentos. Es el cereal más equilibrado yin-yang.

 

En el cáncer hay una deficiencia de selenio y magnesio

El arroz integral contiene selenio, mineral antioxidante y anticáncer.

El arroz integral tiene niveles altos de magnesio, mineral anticáncer (110mg en 100gr).

 

Además:

El arroz integral contiene potentes fitoquímicos:

  • Folatos que ayudan a evitar el cáncer y las cardiopatías.
  • Orizanol. El orizanol es la mezcla de diferentes formas de ácido felúrico y de los fitoquímicos terpeno. El orizanol evita la conversión de los compuestos de nitrógeno en nitrosaminas, que son causa de cáncer.
  • Polisacáridos: arabinogalactanos y arabinoxilanos que destruyen las células cancerosas.

El arroz integral, además de ser anticancerígeno, se usa para todas las enfermedades (fibromialgia, fatiga crónica, problemas cardio-vasculares, colon irritable, etc) porque fortalece el bazo-páncreas; calma el estómago; elimina las toxinas; es energético e hipoalergénico. Sus vitaminas B son beneficiosas para el sistema nervioso, es antidepresivo. Se utiliza para la diarrea, náuseas, diabetes,…

 

Preparación del arroz integral redondo:

  • Lavar el arroz con agua fría y tostarlo en una cazuela, removiendo hasta que esté dorado. Esto se hace para yanguizar el cereal.
  • Hervirlo: 1 medida de arroz por 2 o 3 medidas de agua y con un poco de sal marina sin refinar. Una vez que ha empezado a hervir, dejarlo a fuego muy bajo, mejor con un difusor, durante más de una hora. Si se usa una olla a presión, conviene poner un poco menos de agua y dejarlo hervir sólo durante 25 minutos.
  • Apagar el fuego y dejarlo en reposo de 10 a 20 minutos.
  • Servir y espolvorear con gomasio. Podemos sustituir de vez en cuando el gomasio por los siguientes productos: tamari, miso, un trocito de ciruela umeboshi o pasta de umeboshi, y tekka.

Es importante masticar el arroz integral muchas veces a fin de que se convierta en una «papilla» casi líquida para que se absorban todos sus nutrientes con mayor facilidad.

 

Si quieres saber más, te gustará Alimentación, energía vital en el Cáncer.