Los seres que meditan con devoción y actúan según las enseñanzas de los maestros recibirán la Conciencia Crística en su corazón.

Antes de practicar la Meditación conviene saber que hay técnicas previas que te ayudarán a iniciar el proceso. Estas técnicas  están extraídas de libro «Secretos Revelados de Kriya Yoga», que es el sistema más completo y elevado. Estas técnicas son:

  • Nadi Sodhana o Respiración tranquila o Respiración alternando las fosas nasales.
  • Kriya Talabaya o elevación de la lengua.

 

Nadi Sodhana Pranayama o respiración tranquila o respiración de la fosa nasal alternativa

Esta respiración se utiliza para limpiar las fosas nasales y los canales sutiles astrales para la práctica de la meditación.

Beneficios:

  • Calma el cuerpo y la mente
  • Ayuda a tomar conciencia de la energía que fluye hacia arriba y hacia abajo de la espina dorsal.

 

Práctica de Nadi Sodhana:

La posición será sentada.

Contrae los dedos índice y medio. Mantén tus dedos anular, meñique y pulgar extendidos.

  1. Cierra suavemente la fosa nasal derecha con el pulgar. Mantén la fosa nasal izquierda abierta.
  2. Inhala por la fosa nasal izquierda durante 7 segundos aproximadamente. Después haz una pausa de 3 segundos.
  3. Cierra la fosa nasal izquierda con el anular y el meñique. Esto se consigue con un ligero movimiento de muñeca.
  4. Exhala por la fosa nasal derecha. Mantén la mano en la misma posición e inhala por la fosa nasal derecha. Espera 3 segundos y después exhala por la derecha para comenzar a inhalar de nuevo con la derecha.
  5. Cierra la fosa nasal derecha y abre la fosa nasal izquierda, girando la muñeca, y exhala completamente a través de la fosa nasal izquierda.

Los pasos del 1 al 5 son un ciclo completo que se ha de repetir un mínimo de 3 veces hasta un máximo de 12 veces. Después vuelve a la respiración normal.

 

Kriya Talabya – La punta de la lengua y la parte superior del paladar

”Todas las técnicas antiguas de meditación hablan de cómo la punta de la lengua y la parte superior del paladar son la clave para la apertura de la conciencia”.

En la parte superior del paladar, en su parte blanda, hay un punto específico. Cuando la punta de la lengua toca este punto, se abre una conexión que sube al cerebro hasta el tálamo (2 enormes glándulas ovaladas en la parte posterior de la cabeza) y la pituitaria. Las ondas alfa se disparan y se pone en funcionamiento la glándula pineal, en el centro de la cabeza, también llamada tercer ojo.

La glándula pineal, cuando se abre y se pone en marcha, puede acceder a los Archivos Akásicos y a todas las memorias antiguas. Esto se consigue a través del corazón y la punta de la lengua.

¿Cuál es la relación entre ambos?

Si observamos el momento de la concepción, el óvulo se va subdividiendo y cuando alcanza la división en 512 células se forma un campo radial, parecido a una manzana o también al campo magnético de la Tierra. Cuando este campo radial continúa creciendo se transforma en el corazón humano. En este instante, antes de que se forme el feto, somos tan solo corazón. No hay brazos, ni piernas, ni cerebro. Los médicos y científicos están tratando de comprender cómo se puede desarrollar el corazón si no hay inteligencia, no hay cerebro, hay solo 40.000 células, pero son células cerebrales, son neuronas. Así, sí que podemos afirmar que hay inteligencia dentro del corazón.

El cuerpo humano emerge del corazón; brazos, piernas, cerebro, pies, etc., y el corazón queda situado en el pecho. Pero ¿qué es lo primero que emerge del corazón? La punta de la lengua. Así que existe una relación directa entre la punta de la lengua y un lugar sagrado en el corazón.

Miles de años atrás sabíamos conectar la punta de la lengua con el cerebro y reconectar con el corazón. La verdad es que creas desde el corazón y el cerebro obedece, hará lo que tú digas. El cerebro es una función del corazón y cuando conseguimos volver al corazón y la mente hace lo que le pedimos, podemos crear en la luz, no hay un lado oscuro, y esto es la Ascensión.

 

Práctica de Kriya Talabaya:

  • Sentados en postura de meditación, cierra los ojos y la boca.
  • Primero la punta de la lengua relajada toca la parte posterior de los dientes del maxilar superior antes de presionar contra el paladar superior. Lleva la lengua hacia arriba y hacia atrás hasta colocar la punta en el paladar blando. Sin forzar, lleva la parte de la lengua tan atrás como puedas. Se practica respirando lenta y profundamente por la nariz.
  • Segundo, aprieta los dientes.

Beneficios:

  • Es estimulante del cerebro y las glándulas endocrinas.
  • Ayuda a regular las funciones vitales del organismo.
  • Activa los chakras garganta y el chakra entrecejo o tercer ojo.
  • Preserva un estado de conciencia más profundo.
  • Induce al estado de meditación.

 

Esta práctica se puede experimentar en cualquier sitio y momento pero se recomienda antes de la meditación.

 

Si quieres ampliar información sobre este tema, te invito a seguir leyendo «Despierta!!! Busca la Verdad«. Lo puedes descargar en formato digital gratuito desde aquí. Si prefieres tenerlo en papel, adquiérelo en el siguiente link.

 

Con motivo de mi aniversario el domingo 11 del 11 del 11 publiqué mi nuevo libro Despierta!!! Busca la Verdad.  Este libro  quiere alejarse de todas las estructuras del sistema actual en todos sus aspectos, en lo político, social, económico y religioso.

A lo largo de los 16 capítulos que componen el libro  quiero mostrar una nueva humanidad con conciencia crística, que viva en paz sin conflictos, con solidaridad para llegar a Dios sin depender de ninguna institución.

Este libro está dirigido sobre todo a las personas que se cuestionan, tienen inquietudes y no se conforman con lo establecido.

La finalidad de la obra es despertar conciencia mediante el conocimiento de la verdad.

¡Deseo que os guste y que os sorprenda!

 

Descarga el libro gratuito en formato digital desde mi página web.

 

 

 

El libro en papel se publicará en las próximas semanas.

 

 

«Meditar todos los días es el mejor método para el crecimiento espiritual» 

El Aspecto Espiritual es el motor que da la fuerza para superar la enfermedad. La fortaleza espiritual hace mover todos los demás vehículos (mental, emocional, energético y físico) hacia lo que nos propongamos, en caso de enfermedad, conseguir la salud. Nuestra parte espiritual y física son la misma cosa, son los dos extremos del ser humano.

Como premisa para realizar la meditación es necesario sentir e ir desarrollando el amor, la amistad y el aprecio hacia la naturaleza, hacia todas las personas que nos rodean y a nosotros mismos. En definitiva, sentir que formamos parte del Todo. La primera enfermedad del alma es la que aparece después de un largo recorrido en el des-ánimo, la des-esperanza, la des-motivación, la pérdida de objetivos, del sentido de la vida…que nos conducen a perder las ganas de vivir en mayor o menor grado, y el cuerpo obedece y enferma. También, por la falta de amor a nosotros mismos o bajada de autoestima. Todo ello es causa de la disminución de la energía, del impulso y de que el motor de nuestra fuerza interior pierda la fuerza de voluntad. Si no hay voluntad, no hay acción.

Árbol400Para hacer este trabajo de introspección y de autoconocimiento es fundamental practicar la respiración y la relajación:

La Respiración abdominal completa, seguida por una Relajación profunda para llegar a distintos tipos de meditación, como por ejemplo la Meditación para la curación consciente mediante la Visualización Creativa.

La respiración relaja física y mentalmente. Si utilizamos la respiración consciente, disminuye nuestro dolor y la ansiedad.

Considero la respiración como una herramienta de curación. En los momentos de dolor más agudos y en los momentos de más ansiedad, si hacemos respiraciones profundas y pausadas, controlando la velocidad (respirando sin prisas) y focalizando la atención y la autoobservación, lograremos reducir muchos síntomas.

La relajación favorece todos los sistemas del cuerpo humano (el sistema endocrino, el circulatorio, el nervioso…). Hay muchas técnicas de relajación, pero las dos últimas que he practicado y que más os sugiero son: técnica de Schultz y la de escaneo corporal.

La meditación cierra las puertas externas para abrir otras internas. Es una energía que va de fuera hacia dentro. Cierra la mente y la deja en silencio, para abrir el corazón. La meditación nos ubica, nos da información, nos despierta la conciencia y nos da comprensión.

Después, cuando la mente se calma y permanece en silencio, se entra en un mundo de armonía y de paz. Entramos en un estado de alerta en reposo; la mente está atenta y el cuerpo profundamente relajado. Cuando dormimos, tardamos entre cuatro y cinco horas en entrar en esta relajación profunda.  La meditación también influye ralentizando el envejecimiento.

El mejor momento del día para su práctica es cuando nos despertamos a primera hora, porque así podemos disfrutar de su paz todo el día.

«El proceso activo de la meditación nos hace percatar que literalmente podemos crear nuestra propia realidad, por encima de las circunstancias que nos rodean» B. Wikinski

Continuando con el tema desarrollado en el post Cerrando ciclos, quiero compartir las siguientes palabras que deseo os sean inspiradoras.

«La evolución son cambios. Uno de ellos es el crecimiento espiritual»

flowers-nature-plant-spring-large

TIPS SOBRE CRECIMIENTO ESPIRITUAL

  • Aprenderemos a amar conscientemente, con el corazón; primero amarse a uno mismo, pero no egoístamente, sino buscando la vía de la liberación y del respeto hacia nosotros, controlando nuestras energías. Todos tenemos muchos valores que están ocultos, a causa de las exigencias sociales, la educación rígida, etc.
  • Cuando quieras algo, canaliza la energía para conseguirlo.
  • Para salir de la esclavitud psicológica haremos un trabajo individual que consiste en descubrir las facultades y los valores que hay en nuestro interior.
  • Seremos conscientes de nuestros límites para no convertirnos en esclavos.
  • Asumiremos nuestra propia responsabilidad personal con voluntad y esfuerzo si queremos conseguir algo, ya que no nos regalarán nada. Hemos de cambiar para hacer un nuevo mundo dentro y fuera de nosotros mismos.
  • El pensamiento es energía, pero ¿cómo incide sobre la materia? La mente emite una energía muy potente a la que nadie da importancia. Materializamos lo que previamente hemos pensado.
  • Nosotros nos tratamos igual que nos trataron nuestros padres. Son registros que tenemos y aplicamos a lo largo de la vida que hemos de borrar para poder vivir sin sentirnos culpables.
  • Crecer siempre implica un acto de poder. No hemos venido a este mundo a vegetar; hemos venido a evolucionar como conciencias. Si no lo hacemos la mecánica de la vida nos lleva hacia la involución.
  • Vivimos en el cuerpo pero no somos el cuerpo. Somos mucho más.
  • Nuestra experiencia vivida y comprendida es nuestra propia verdad; es la sabiduría de la conciencia. Entonces podemos decir: “Yo no creo; yo sé”.
  • Con las decisiones tomadas desde la conciencia perdemos el miedo y tenemos más confianza en nosotros mismos, más autoestima y más fortaleza interior. Todo está en nuestro interior; fuera no hay nada. Es necesaria una introspección para saber que la realidad exterior es el reflejo de nuestra realidad interna.
  • Tomaremos conciencia del proceso mecánico constituido por estos pasos: pensamiento, emoción, actitud, tensión, acción y, finalmente, no identificarnos con lo que les pasa a los demás. Me separo y me autoobservo, y dirijo este proceso conscientemente.
  • Reconoceremos en nuestro interior las tres fuerzas: atención (fuera y dentro), recuerdo de sí (quién soy) y autoobservación (cómo me siento y qué hago). La conciencia las unifica y las dirige de acuerdo con sus intereses, a partir de un acto de poder.
  • Todos nos hemos de enfrentar con nuestras propias creaciones: penas y alegrías, salud y enfermedad, etc. Es la ley de recurrencia, ya que todo se repite hasta llegar a la comprensión. Hemos de llegar a la comprensión de las circunstancias que vivimos para modificar sus causas y efectos y así poder dirigir conscientemente nuestra vida.
  • Agradeceremos las dificultades y los obstáculos de la vida; cuanto más grandes sean, más nos harán crecer si los sabemos aprovechar conscientemente.
  • El agradecimiento a todo y a todos y, especialmente, a la vida, es la llave que nos abrirá las puertas de nuestro crecimiento espiritual.
  • Allí donde hay dolor, no hay amor. La ausencia de amor siempre conlleva sufrimiento. Donde hay amor no hay dolor.
  • El amor es la fuerza universal que todo la apacigua, suaviza y simplifica. Pero este ha de ser un amor consciente. El amor consciente no puede estar sometido a opiniones, conceptos o individualismos. El amor consciente es como el sol: ilumina lo perfecto e imperfecto. No hace diferencias.
  • Como estamos programados desde la infancia en la polarización del bien y del mal, el me gusta y no me gusta, no podemos extraer ni expresar la verdad que tenemos delante porque no la vemos ni la podemos reconocer. En general, tenemos el centro de gravedad en el aspecto negativo; casi siempre pensamos en negativo. Por ejemplo, la fibromialgia no se puede curar.
  • Las cosas y los actos no son ni buenos ni malos. A partir de aquello que son, nos convienen o no nos convienen. Aquí radica la verdadera y libre elección.
  • Nos conviene todo aquello que representa un desarrollo, un despertar, una mejora material, psicoemocional y espiritual para nosotros y para los demás.
  • En muchos casos puede haber mucho mal en aquello que nos parece bueno o se considera socialmente bueno. Y a la inversa; puede haber mucho bien en aquello que aparentemente parece malo. Por esto, el bien y el mal son relativos.
  • Siempre depositamos nuestras expectativas de felicidad en los otros. La felicidad no está fuera, sino en nuestro interior. La búsqueda de esta felicidad está en el autoconocimiento.
  • Si no hay revolución, no hay cambio, y la esclavitud psicológica continúa creciendo y creciendo. ¿Quién se revoluciona dentro de nosotros? La conciencia.
  • El pobre no es quien no tiene dinero; es quien no sabe. Caemos en muchos errores por la ignorancia: enfermedades, desgracias, sufrimientos, etc.
  • La causa fundamental de la enfermedad es la ignorancia. En muchos casos, es apoyada por el sistema, por los intereses creados dentro de las corporaciones (esto ocurre en alimentación, política, medicina, etc).
  • Hay una profunda división en la humanidad. Se ha desvinculado la materia del espíritu, y esto ha producido que nos introduzcamos en la oscuridad y en la ignorancia de la razón de la existencia. Materia y espíritu son uno; son los extremos de una misma cosa.
  • Descubriremos en nuestro interior los valores, reconocerlos y desarrollarlos buscando la perfección de nuestros pensamientos, emociones y actos. Las cosas no son ni buenas ni malas; son perfectas o imperfectas. Si buscamos la perfección, eliminaremos la dualidad y caminaremos hacia la unidad.
  • La perfección es la acción correcta en el momento justo y el lugar adecuado.

 

Si deseas ampliar información, consulta el libro Hablemos de Fibromialgia