Los fideos soba están elaborados con harina de trigo sarraceno 100% integral. ¿Te animas a preparar la siguiente receta?

Qué ingredientes necesitas (para 2 personas)

  • 1 paquete de 250 gr. de fideos soba
  • 1 zanahoria cortada a tiras finas
  • 1 brócoli pequeño cortado a flores
  • 1 manojo de cebolla tierna
  • Una pizca de sal marina
  • 3 cucharadas soperas de alga hiziki
  • 3 cucharadas soperas de semillas de girasol tostadas y saladas como guarnición

Ingredientes para el aliño:

  • 1/4 de vaso de agua
  • 3 cucharadas soperas de tamari
  • 1 cucharada sopera de aceite de sésamo tostado
  • 1 cucharada sopera de ralladura de limón
  • 1 cucharada sopera de jugo de jengibre (rallado y escurrido)
  • 1 cucharada sopera de melaza de arroz.

Preparación:

  1. Cocer los fideos en abundante agua y una pizca de sal marina durante 7 minutos. Escurrir, reservando el líquido espeso de su cocción, que puede utilizarse para hacer sopas, purés o el té de sarraceno.
  2. Lavar los espaguetis en un colador con abundante agua fría para que queden sueltos.
  3. Lavar el alga hiziki y remojarla durante 15 minutos. Escurrirla y cortarla a trozos medianos. Hervirla primero durante 2-3 minutos y tirar el agua de esta ebullición. Cubrirla de agua nuevamente, tapar y hervirla durante 20 minutos. Apagar el fuego y añadir una cucharadita de salsa tamari.
  4. Después de lavar las verduras, saltearlas: primero la cebolla y después la zanahoria y las flores de brócoli en nituké (consulta la receta del Nituké en mi libro aquí).
  5. Preparar el aliño mezclando todos sus ingredientes.
  6. Calentar la pasta con un poco de agua en el fuego durante un par de minutos.
  7. Mezclar la pasta con las verduras, las algas, las semillas y el aliño. Decorar con semillas de girasol y acompañar con una ciruela umeboshi.

¿Qué propiedades tiene el trigo sarraceno?

  • No tiene gluten
  • Genera alcalinidad
  • Limpia y fortalece los intestinos
  • Es eficaz en caso de diarrea
  • Fortalece los vasos sanguíneos
  • Aumenta la circulación de manos y pies
  • Reduce la tensión arterial
  • Protege frente a las radiaciones

Si te gusta cocinar y cuidar tu salud, te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud

Después de superar resfriados, gripes, fiebres,…que acompañan el frío invernal, la macrobiótica recomienda consumir alguna proteina más yang, como es la del pescado. Por eso hoy os propongo una sopa calentita de pescado para reconfortarnos en estos últimos días de invierno.

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 400 gr de cabezas de rape pequeño (opcional)
  • 2 cabezas de merluza pequeña (opcional)
  • 100 gr de pescado de roca
  • 250 gr de mejillones de roca
  • 250 gr de almejas medianas
  • Arroz integral cocido (la cantidad es al gusto)
  • 2 cebolletas
  • 1 zanahoria cortada a palitos
  • Un chorrito de aceite
  • Una pizca de sal
  • Unas hojas de perejil
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo
  • 35 gr de piñones tostados
  • 2 cucharadas soperas de alga arame ya cocida

 

Cómo preparamos la sopa:

  1. Se lava el pescado y se pone a hervir en una cazuela junto al laurel, el tomillo y una pizca de sal.
  2. Una vez cocido 30 minutos a fuego medio, colamos el caldo en un colador muy fino y separamos los trocitos de pescado de las espinas.
  3. En una cazuela a parte ponemos un poco del caldo de pescado y añadimos los mejillones bien limpios y los coceremos unos 8-10 minutos. Si hay alguno que no se abre lo desecharemos. Los sacaremos del caldo e introduciremos las almejas hasta que también se abran.Las conchas se retiran.
  4. En otro recipiente salteamos con un chorrito de aceite las 2 cebolletas (cortadas muy finas, tanto su parte blanca como la verde) y la zanahoria cortada a palitos. Cuando hayan soltado el agua, añadiremos una pizca de sal y un poquito del caldo de pescado y las dejaremos cocer hastaque estén blandas.
  5. Añadiremos ahora a las cebolletas, el caldo del pescadoy del marisco, los trocitos de pescado, las almejas y mejillones sin las conchas y el arroz integral.
  6. Servimos la sopa bien caliente y pondremos el alga arame y los piñones tostados por encima como guarnición.

¡A disfrutar! 😀

 

Si quieres aprender a cocinar recetas saludables y sencillas,  te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud.

¿Qué es el tempeh? El tempeh es un alimento fermentado a partir de la soja amarilla. Es una proteína muy digestiva y de gran valor nutritivo. Entre sus propiedades cabe destacar su gran valor antioxidante y su importante contenido en vitamina B12. También que es un antibiótico natural utilizado contra enfermedades intestinales.

Muchas personas desconocen el tempeh y sus diferentes presentaciones. El tempeh lo encontramos en herbolarios, mercados de productos orgánicos y podemos adquirirlo natural o macerado  con tamari. En la receta que os propongo he elegido el tempeh macerado con tamari, que dotará de la preparación de un sabor más intenso y agradable.

¿Qué ingredientes necesitamos para 4 personas?

  • 4 barritas de tempeh maceradas con tamari
  • 2 vasos de arroz integral cocido
  • 2 zanahorias ralladas muy finas
  • Gomasio para rebozar las bolitas
  • Un poquito de aceite de sésamo.

 

 

 

¿Cómo preparamos las bolitas?

  1. Rallamos el tempeh.
  2. Salteamos en el aceite el tempeh rallado durante 5 minutos a fuego lento.
  3. Mezclamos en una ensaladera el tempeh, el arroz y la zanahoria rallada. Amasamos bien los ingredientes.
  4. Nos mojamos las manos con agua fría y salada para que no se nos pegue la masa, y hacemos las bolitas.
  5. Rebozamos las bolitas con gomasio y las introducimos en el horno a 100ºC hasta que estén ligeramente doradas.
  6. Las servimos con nituké de verduras.

¡Buen provecho!

 

Si te gusta cocinar y deseas aprender más recetas saludables, te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud.

¿Qué es la Kimpira?

Kimpira es un estilo de cocción de verduras de raíz que consiste en un salteado largo con aceite de sésamo, muy poca agua y, al finalizar, se les añade un poquito de salsa tamari.

Durante el invierno las raíces acumulan la mayoría de nutrientes.

La raíz de bardana (rábano negro) es muy yang, depurativa de la sangre, revitalizante y adecuada para el reuma. Se usa como antibiótico natural.

La zanahoria  es rica en fibra , ácido fólico, potasio, calcio, magnesio y antioxidantes, además contiene betacarotenos, que nuestro organismo transforma en vitamina A. Su contenido en vitamina C, especialmente en las hojas, es mucho más elevado que el de las naranjas. Es una raíz muy adecuada para todas las patologías digestivas. Pelada y hervida, como alimento diario, es ideal para la celiaquía. Además, por su porcentaje en fitoquímicos es anticancerígena.  Este alimento contribuye a mantener nuestra vista, aumenta las defensas, disminuye el colesterol y previene la arteriosclerosis.

 

Ingredientes para preparar Kimpira

  • 2 raíces de bardana peladas y cortadas oblicuas y finas (1mm de grosor)
  • 2 zanahorias cortadas del mismo modo que la bardana
  • 1 cucharada sopera de aceite de sésamo
  • 1 cucharada sopera de jengibre rallado
  • 1 cucharada sopera de tamari
  • Sal marina
  • Agua

    Raíz de bardana

Preparación:

  1. Poner la cazuela al fuego. Verter el aceite y cuando esté caliente echar primero la bardana para saltearla. Después bajar el fuego y añadir una pizca de sal.
  2. Cuando la bardana esté medio tierna, se añade la zanahoria y un poquito de agua para que no se quemen. A continuación tapamos.
  3. Se deja cocer a fuego lento durante 10 minutos. Si ya están bien cocidas se apaga el fuego y se añade el jengibre y el tamari.

 

Aprende más recetas en Recetas Macrobióticas para la Salud.

 

El clima de estas fechas y las celebraciones invitan a realizar una comida más yang, que nos aporta calor y energía.

Una propuesta macrobiótica para Navidad es el pavo relleno al horno.

 

¿Cómo prepararlo?

Primero necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1 pavo grande orgánico vaciado, lavado y secado con papel absorbente
  • Sal marina
  • Tamari

Ingredientes para el relleno:

  • 2 tazas de arroz integral
  • 4 tazas de agua
  • 1/2 hoja de alga kombu
  • 1 cucharada de postre de sal marina
  • 1/2 taza de cebolla picada
  • 1/2 taza de zanahoria picada
  • 1 cucharada sopera de aceite de sésamo
  • 4 tazas de pan integral de espelta tostado y rallado
  • Jengibre rallado
  • Almendra rallada
  • Pasas de Corinto y piñones tostados

Preparación del pavo:

  1. Frotar el pavo por dentro y por fuera con sal marina.
  2. Pincelar por dentro y por fuera con tamari.
  3. Colocarlo en un recipiente y marinarlo con tamari diluido en agua a partes iguales durante 2 o 3 horas, dándole vueltas para que se marine por todos los lados.

Preparación del relleno:

  1. Lavar el arroz integral y escurrirlo. Tostarlo hasta que esté bien dorado. Agregar el agua, el alga kombu y la sal. Cocinar tapado durante 45 minutos a fuego mínimo, después de que arranque a hervir.
  2. Saltear la cebolla y la zanahoria hasta que la cebolla esté transparente y añadir un poquito de sal.
  3. Mezclar el arroz, las verduras, el pan rallado, el jengibre y los frutos secos.
  4. Rellenar el pavo y coserlo.
  5. Lo introduciremos en el horno a 100ºC durante 10-14 horas según el tamaño del pavo.
  6. Pondremos un poquito de tamari diluido del marinado en la base del recipiente y lo taparemos.
  7. Se deja enfriar ligeramente antes de cortar para servir.

Una variante del pavo navideño sería rellenarlo solo con frutos secos y con verduras como: coles de bruselas, cebollas pequeñas enteras, ajos enteros macerados (opcionales) y rabanitos enteros, todos ellos previamente salteados. Otra opción sería rellenarlo de arroz y verduras. ¡Y obtendremos un plato completo!

 

¡Buen provecho!

 

Si quieres aprender más recetas, te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud.

El brócoli, según muchos estudios contrastados, es el vegetal más anticancerígeno. Tiene una gran capacidad antioxidante y estimula las enzimas del hígado, neutralizando el potencial canceroso de las toxinas. Como curiosidad, el Instituto de Investigación Alimentaria de Gran Bretaña, reveló que el brócoli contiene compuestos anticancerígenos que estimulan a las células cancerosas a «suicidarse», debido a su potente efecto depurador de los tejidos de la sangre.

Las verduras crucíferas, y el brócoli es una de ellas, se recomienda cocinarlas al vapor con una cocción breve para maximizar sus fitoquímicos (nutrientes con una acción importante sobre el sistema inmunitario, endocrino y para prevenir y curar el cáncer).

El consumo regular de brócoli reduce en gran medida la toxicidad general del organismo y se elimina la posibilidad de que el organismo cree células cancerosas.

Como hemos visto, el brócoli es un vegetal a tener muy en cuenta en nuestra dieta habitual y os propongo una forma deliciosa de prepararlo‍👩‍🍳

Ingredientes:

  • 1 brócoli
  • Una pizca de sal marina
  • Aceite de sésamo
  • 2 o 3 cucharadas de gomasio

Ingredientes par la salsa bechamel:

  • 2 vasos de leche de avena
  • 1 cucharada sopera de miso blanco
  • 1 cucharada de Tahín
  • 2 cucharadas de kuzu

Preparación del brócoli:

  1. Antes de comenzar a cocer el brócoli conviene pelar un poco el tronco.
  2. Coceremos el brócoli entero con el tallo hacia abajo en una cazuela con 2 dedos de agua y una pizca de sal. El tallo hervirá pero el resto del brócoli se cocinará al vapor con la cazuela tapada.
  3. Una vez cocido «al dente» retiramos el brócoli de la cazuela y cortamos el tronco a rodajas y el resto lo cortaremos a florecillas con sus tallos.
  4. Introducimos el tronco y las flores ya cortados en una bandeja para el horno.
  5. Añadimos la bechamel y espolvoreamos por encima gomasio.
  6. Introducimos la bandeja en el horno para gratinar hasta que se dore. Y ¡ya estará listo!

¿Cómo preparamos la bechamel?

  1. En medio vaso de leche de avena diluimos el Kuzu. El resto de bebida la ponemos a hervir y, justo en el punto de hervor agregamos el kuzu diluido. Removemos un rato a fuego muy bajo hasta que veamos que vuelve a hervir y adquiere espesor.
  2. Añadimos el miso blanco o shiro miso y la cucharada de tahín. Removemos o trituramos en la batidora.

¡¡Buen provecho!!

Si te ha gustado esta receta y quieres aprender más, te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud.

La temporada de calabaza comienza ahora y es tiempo de prepararla y saborearla. La calabaza es un vegetal muy versátil, que combina tanto con cereales como con legumbres y podemos cocinarlo de múltiples maneras.

En cuanto a sus propiedades, la calabaza, por su alto contenido en fibra, es muy aconsejable en casos de obesidad y estreñimiento y para eliminar retención de líquidos. Muy rica en carotenos, que son antioxidantes, se transforman en vitamina A (esencial para la visión), C y E. Contiene minerales, especialmente calcio, potasio y magnesio.

Según algunos estudios la calabaza es la verdura más indicada para la diabetes, ya que regenera las células pancreáticas dañadas y aumenta los niveles de insulina en sangre.

 

¿Qué ingredientes necesitas para preparar la calabaza al horno rellena? (Para 2-3 personas)

  • 1 calabaza pequeña
  • 3 cebollas grandes cortadas a medias lunas finas
  • 2 zanahorias cortadas en rodajas finas
  • 2 hojas de col rizada cortada fina
  • 1 cucharada sopera de aceite de sésamo
  • Una pizca de sal marina
  • 1 taza de crema de avena
  • 1 cucharada de arroz integral o de mijo cocido por persona

¿Cómo lo preparamos?

  1. Introducir la calabaza en el horno a 100ºC. Previamente la habremos cortado por la mitad, vaciado de semillas y le habremos puesto una pizca de aceite y sal.
  2. Poner aceite en una cazuela y saltear como nituké la cebolla, la col y la zanahoria.
  3. Cuando la calabaza esté casi cocida la rellenaremos con la verduras, 1 cucharada de arroz integral o de mijo cocido por persona y la volvemos a introducir en el horno.
  4. Una vez que la calabaza esté blanda, la regamos con la crema de avena.
  5. La dejamos un par de minutos más en el horno y ya podemos servirla.

¡¡Qué la disfrutéis!!

 

Aprende más recetas macrobióticas en el libro Recetas Macrobióticas para la Salud.

Con la llegada del otoño y las temperaturas más frescas conviene hacer pequeños cambios en las preparaciones de nuestra alimentación para adaptar los menús al clima de la estación. La receta que propongo en esta ocasión contiene alimentos-medicamentos como el arroz integral y las setas shiitake y maitake. Estas setas, utilizadas en Oriente por su sabor y propiedades, son inmuno-estimulantes por su contenido en beta-glucanos y tienen una potente acción anticancerígena.

¡Vamos allá!

¿Qué ingredientes necesitamos para preparar el arroz con shiitake y maitake?

  • 1 taza de arroz integral
  • 2 cucharadas soperas de alga dulse lavada
  • 2 cebollas rojas medianas
  • 1 seta shiitake deshidratada por persona
  • 5 gr. de seta maitake deshidratada por persona
  • 1 trocito de alga kombu para la cocción del arroz integral
  • Una pizca de sal marina para la cocción del arroz integral
  • 1 cucharada sopera de tamari
  • 2 cucharadas soperas de aceite de sésamo
  • 2 cucharaditas rasas de cúrcuma en polvo hervida 10 minutos con un poquito de agua
  • 2 cucharadas soperas de gomasio

 

¿Cómo se prepara?

  1. Poner las 2 setas en remojo 2 horas antes de la preparación. Eliminar los troncos duros de la shiitake.
  2. Guardar para la cocción el agua de remojo colada por sus propiedades antiinflamatorias.
  3. Cocemos el arroz integral en 2 tazas de agua hirviendo, con el alga kombu y una pizca de sal durante 45 minutos.
  4. Cortamos las cebollas a medias lunas muy finas.
  5. Ponemos una cazuela al fuego y cuando el aceite esté caliente echamos la cebolla y removemos hasta que esté transparente. A continuación echamos el tamari, bajamos el fuego al mínimo y tapamos. Si es necesario, para que no se pegue, añadimos un poquito de agua. Esperamos 15 minutos y añadimos las setas cortadas a láminas finas junto con el agua de remojo colada. Subimos el fuego hasta que hierva nuevamente y bajamos el fuego, dejando la cocción 20 minutos más. Si es necesario añadimos un poco más de agua.
  6. Cuando falten 5 minutos añadimos la cúrcuma cocida, el alga dulse y removemos.
  7. Transcurrido el tiempo, añadimos el arroz integral y removemos hasta que esté caliente.
  8. Servimos espolvoreando el gomasio.

¡Buen provecho!

 

Si quieres aprender más recetas, te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud.

La zanahoria es una verdura que, pelada y hervida como alimento diario, es ideal para la celiaquía, y es anticancerígena por su contenido en fitoquímicos. Además es muy adecuada frente a los trastornos digestivos por sus propiedades astringentes. Debido a que es una importante fuente de calcio y ácido fólico se recomienda en embarazadas. Y gracias al elevado contenido en antioxidantes favorece la salud cardiovascular, la visión y la piel. Asimismo, la zanahoria cruda tiene un bajo índice glucémico por lo que es muy adecuada para las personas que padecen diabetes.

La receta que propongo esta semana es una sopa de zanahoria que habitualmente se consume caliente, pero ahora con el calor se puede tomar a temperatura ambiente o bien dejarla unos minutos en la nevera para enfriarla.

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 800gr de zanahorias cortadas finas
  • 2 cebollas grandes cortadas a dados pequeños
  • 3/4 de litro de agua o caldo vegetal
  • 2 cucharadas soperas de kuzu
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharada sopera de melaza de arroz
  • 1/2 tetrabrik de crema de arroz
  • 2 cucharadas soperas de hierbas recién picadas de eneldo, perejil o cebollino

¿Cómo preparar la sopa de zanahoria?

  1. Poner a hervir el agua y echar la zanahoria y la cebolla. Dejar a fuego lento durante 20 minutos.
  2. Disolver las 2 cucharadas de kuzu con un poquito de agua fría y añadir a la sopa cuando falten 3 minutos. Remover.
  3. Pasar por el pasapurés todo el contenido y añadir la sal, la crema de arroz y la melaza de arroz.
  4. Servir espolvoreando las hierbas recién picadas.

¡Buen provecho!

 

Para aprender más recetas macrobióticas consulta el libro Recetas Macrobióticas para la Salud.

 

El trigo sarraceno es un pseudocereal poco conocido pero que, junto con el mijo, son los más yang y alcalinos. Para introducir en nuestra alimentación este cereal es mejor hacerlo a través de la pasta de «soba» o bien con los «chapati», elaborados con harina de trigo sarraceno, también llamado alforfón. Si queremos yanguizar estos cereales libres de gluten es importante que los tostemos ligeramente.

La receta que os invito a probar a continuación es un plato muy completo y equilibrado nutricionalmente que incorpora el trigo sarraceno y la col, esta última es una de las verduras con mayor contenido en proteínas. Deseo que os resulte ¡delicioso!

Ingredientes:

  • 1 vaso de arroz integral tostado
  • 1 vaso de trigo sarraceno tostado
  • 1 pizca de sal
  • Una pizca de canela en polvo
  • Una pizca de nuez moscada en polvo
  • Un chorrito de aceite de sésamo
  • 2 cebollas grandes
  • 1 trozo de seitán de espelta
  • 1 col (usaremos sólo las hojas grandes, sin el tallo)
  • 1 paquete de setas calabaza (Boletus) secas
  • 4 vasos de agua

Preparación:

  1. Cocemos los dos cereales tostados añadiendo la canela y la nuez moscada en el agua hirviendo y en cazuelas separadas. Su cocción será de menos tiempo de lo habitual, en el caso del arroz integral, durante 35 minutos y lo dejaremos reposar 10 minutos; el trigo sarraceno lo coceremos durante 15 minutos y luego lo dejaremos reposar también durante 10 minutos.
  2. Hervimos el seitán durante 20 minutos y lo rallamos.
  3. Cortamos las cebollas a medias lunas, bien finas y las salteamos con un poco de aceite. Añadimos la sal cuando estén transparentes.
  4. Limpiamos y cortamos las setas y las cocemos con un poquito de agua y una pizca de sal durante unos pocos minutos hasta que estén blandas.
  5. Cuando las cebollas estén cocidas le añadimos las setas con los cereales.
  6. Cortamos y desechamos el trozo más duro del tallo de las coles.
  7. Escaldamos las hojas de col de tres en tres, en agua hirviendo, durante 3 minutos.
  8. Rellenamos las hojas de col con las mezcla de cereales, cebolla, setas y seitán a modo de rollitos.
  9. Ponemos los rollitos en una bandeja al horno a 100ºC durante media hora aproximadamente.
  10. Como guarnición pondremos encima de los rollitos semillas tostadas y saladas de sésamo, girasol o calabaza.

 

Si quieres aprender más recetas similares, te gustará Recetas macrobióticas para la Salud.