Muchas personas que padecen fibromialgia y sfc me preguntan qué terapias pueden ayudarles. Además del cambio de alimentación a la macrobiótica, entre otros cambios, el masaje shiatsu también puede ser de gran ayuda.  Veamos en qué consiste esta terapia milenaria y cuáles sus beneficios:

Shiatsu significa literalmente ‘presión digital’. Es un masaje que consiste en aplicar presión con los dedos sobre puntos y meridianos de acupuntura, para restablecer la energía acumulada por las tensiones, aliviar los dolores y combatir el cansancio.

Es una forma de masaje oriental de origen japonés que elimina los bloqueos de energía y armoniza el flujo de energía por los meridianos del cuerpo. Este masaje tiene la particularidad de equilibrar la expansión y la relajación muscular (Yin). La fibromialgia es un exceso de contracción y agotamiento muscular (Yang); por tanto la expansión (Yin) queda muy reducida. Con el shiatsu se equilibra la proporción entre Yang y Yin de nuestro organismo.

Se trabaja fundamentalmente presionando las puntas de los dedos sobre la espalda; esto se combina con la respiración, ejercicios físicos y dieta. El shiatsu estimula el cuerpo y produce una extraordinaria sensación de ligereza, además de contribuir a la curación de diversas enfermedades, especialmente problemas de columna.

Si se quiere tonificar o aumentar el Yang se hace un masaje superficial, suave y rápido. Si se quiere aumentar el Yin se ha de hacer al contrario; el masaje con los dedos ha de ser profundo, presionando el punto doloroso y después lentamente acabar con una fricción suave para relajar la musculatura.

 

Encontrarás más información sobre el shiatsu y otras pautas para la fibromialgia y SFC en el libro Hablemos de Fibromialgia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *