Quinoa con lentejas rojas, puerros y zanahorias

pastel-quinoa_750

La quinoa es un pseudocereal que se puede tomar todo el año y se caracteriza por ser muy antioxidante, remineralizante, con gran proporción de fibra y proteínas. Es adecuado para las personas que padecen celiaquía y diabetes. Se recomienda especialmente para niños, adolescentes, ancianos y personas convalescientes.

Por otra parte, las lentejas son la legumbre con más cantidad de proteína después de la soja. Su consumo también se aconseja en caso de padecer diabetes. Las lentejas rojas du Puy son las que normalmente sugiero consumir, ya que son más pequeñas, más yang y contienen más minerales, especialmente hierro.

La siguiente receta que te animo a probar es una preparación magnífica para afrontar estos meses de invierno. ¡Buen provecho!

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 tazas de quinoa
  • 4 tazas de agua
  • 1/2 taza de lentejas rojas du Puy
  • Una pizca de aceite de sésamo
  • 1 puerro lavado y picado no muy fino
  • 1 zanahoria lavada y cortada a daditos
  • 1/4 hoja de alga kombu para la cocción de la quinoa
  • 1/4 hoja de alga kombu para la cocción de las lentejas
  • 4 cucharadas soperas de semillas de girasol tostadas y saladas o piñones tostados

Preparación:

  1. En una cazuela calentamos una pizca de aceite de sésamo y ponemos el puerro y la zanahoria a fuego fuerte durante 2 minutos. Después añadimos las lentejas lavadas, el alga kombu y agua fría hasta que cubra los ingredientes. Dejamos cocer a fuego lento durante 40 minutos o hasta que estén blandas y sacamos el alga.
  2. Lavamos la quinoa. Tostamos la quinoa en una cazuela durante unos minutos hasta que se oscurezca un poco y desprenda aroma. Después de tostar la quinoa se echan las 4 tazas de agua hirviendo. Tapamos y cocemos a fuego lento durante 15 minutos y dejamos reposar 10 minutos. Sacamos el alga kombu, la lavamos y la ponemos en un recipiente de cristal en la nevera para utilizar en otra cocción.
  3. Mezclamos la quinoa y las lentejas una vez cocidas.
  4. Ponemos el contenido de la cocción en cada plato con un molde cilíndrico untado con un poco de aceite de sésamo.
  5. Sacamos el molde y esparcimos las semillas de girasol o los piñones tostados.

 

¿Habías probado la quinoa anteriormente? Si te ha gustado esta receta, recuerda que desde aquí puedes descargar directamente mi libro Recetas Macrobióticas para la Salud.

 

Comino Negro -Nigella sativa-

El comino negro o Nigella sativa es una planta originaria de Egipto que, por sus propiedades para la salud, se expandió a otras culturas como la griega, romana, hacia Asia, Oriente Medio y África, hasta llegar a nuestros días como un potente remedio natural.

Semilla de Comino Negro

Contiene una elevada de concentración de nutrientes y fitoquímicos:

  • Destacan principalmente los ácidos grasos omega 3, 6, 9, y polifenoles como la timoquinona, que juntos trabajan como antiinflamatorios.
  • Aminoácidos: arginina, leucina, … Hasta 8 de los 9 aminoácidos esenciales.
  • Carbohidratos monosacáridos: glucosa y arabinosa.
  • Calcio, fósforo, hierro, potasio, magnesio, selencio y zinc.
  • Esteroles: betacarotenos.
  • Vitaminas: A, C y vitaminas del grupo B.

Beneficios

El conjunto de todos sus componentes nos muestra un alimento que, en la última década, se describe con el término “inmuno-nutrición“. Además es antioxidante (capta los radicales libres) y antialérgico (controlando la histamina).

Tanto las semillas como el aceite de comino negro son una solución natural para afecciones respiratorias, en procesos como irritación de garganta, congestión nasal, bronquitis (el comino negro es broncodilatador). Destaca en el tratamiento del asma. Gracias a la combinación de la timoquinona y los ácidos grasos es una nueva opción clave para el tratamiento de esta enfermedad, porque carece de efectos secundarios. Muchos pacientes dejan el tratamiento alopático por sus efectos adversos.

Hay un estudio realizado en el Hospital Universitario King Abdulaziz (Arabia Saudita), que demostró una reducción de eosinofilia en sangre, que es un marcador importante en los ensayos del asma.

Otros beneficios para la salud se observan en patologías metabólicas, prurito en la piel, mareos, digestión.

La Medicina India Ayurveda utiliza el comino negro por sus extensas propiedades medicinales para la tos, fiebre, mareos, asma, dolores como el dolor de cabeza, de muelas y de espalda, obesidad, diabetes tipo 2, infecciones, inflamaciones, para el sistema digestivo: espasmos gastrointestinales, reflujo gastroesofágico, disentería, así como la hepatitis C (el comino negro es hepatoprotector).

Además de todos estos beneficios, el comino negro se caracteriza por ser:

  • Antibacteriano
  • Hipotensivo
  • Hipolipemiante
  • Citotóxico
  • Aumenta la producción de leche materna
  • Antifúngico
  • Propiedades dermatológicas como en el tratamiento de eccemas, psoriasis y micosis
  • Para el cutis se mezcla 1 cucharada sopera de aceite de comino negro junto a 1 cucharada de aceite de oliva. Aplicar sobre el rostro durante 1 hora.
  • El aceite también se usa en masajes para dolores articulares.

Formas de uso

Podemos tomar las semillas de comino negro masticándolas directamente (1 cucharada de postre diaria) o bien tostándolas y triturándolas. También puede tomarse en forma de aceite esencial, por su contenido en compuestos volátiles (85% del total), que se obtiene por destilación al vapor. Los compuestos volátiles incluyen: p-cimeno, timoquinona, terpinol, alpha-pineno, carbacrol y limoneno. Tienen efectos antifúngicos, antibacterianos y antioxidantes.

La timoquinona es también anticancerígena. Se ha estudiado su efecto sobre todo en el cáncer del colon. Hay otros estudios de su utilidad en la epilepsia infantil.

El aceite de comino negro se puede tomar mezclándolo con la comida (sopas, purés, ensaladas, guisos y salteados).

¿Conocías el uso y propiedades del comino negro?