En el anterior post vimos aquellos alimentos que nos perjudican y que, por tanto, nos pueden enfermar. Hoy pasamos al segundo tema, que consiste en ir dejando paulatinamente los alimentos que nos enferman e introducir aquellos alimentos que nos sanan.

8596148345_449170b51e_z

A continuación veréis un cuadro de sustitución de alimentos:

Reduce:

Introduce:

1.- La comida no biológica (conservantes, colorantes, espesantes, potenciadores de sabor como el glutamato monosódico, que es muy tóxico)

1.- Comida biológica.

2.- Carne roja (especialmente el cerdo) y huevos.

2.- Pescado blanco y legumbres

3.- Lácteos y grasas saturadas.

3.- Leche de cereales, arroz y avena, cremas de arroz y avena.

4.- Café

4.- Extracto de chicoria y cereales tostados, pero mucho mejor el té

5.-Verdura congelada o de conserva

5.- Verdura fresca y de temporada

6.- Grasas animales

6.- Grasas vegetales de calidad.

7.- Harinas y cereales refinados

7.- Harinas y cereales integrales como arroz, mijo, cebada, quinoa, maíz, centeno…

8.- Pan blanco

8.- Pan biológico integral

9.- Frutos secos

9.- Semillas de sésamo, girasol, calabaza

10.- Sal blanca

10.- Sal marina completa, sin aditivos

11.- Azúcar

11.- Melaza de cereal, stevia

12.- Aceite de oliva

12.- Aceite de sésamo para cocinar y aliñar, aceite de lino para aliñar.

13.- Comidas preparadas y el uso del microondas.

13.- Alimentos frescos y cocinar al menos una vez al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *