Azúcar2

Después de las fiestas navideñas, con tanto exceso de azúcar, nos conviene saber qué peligros encierra este anti-alimento y por qué es tan nocivo para la salud.

¿El azúcar es una droga? El azúcar crea adicción. El azúcar es un psicoadictivo legal. Es un adictivo tóxico. Actualmente se ha triplicado su consumo, y su adicción es similar al alcohol y al tabaco. Es un anti-alimento. El azúcar es la droga más dura que existe, nos produce una energía expansiva (yin) que nos desequilibra y nos deteriora el hígado, el bazo-páncreas, el estómago y el riñón. Además, nos afecta el sistema nervioso, que se evidencia en la hiperactividad de los niños cuando lo consumen.

El consumo de azúcares refinados y grasas saturadas-trans, hace que la irritabilidad aumente.

No se digiere, va directamente a la sangre, causando una serie de alteraciones físicas y mentales en el consumidor. Hace subir el nivel de glucosa en la sangre, así el páncreas es obligado a producir una cantidad extra de insulina, que es enviada a la sangre, produciendo una bajada del nivel de glucosa. Esto, a su vez, produce en el cuerpo la necesidad de ingerir más azúcar, y el páncreas entra en confusión. Hoy existen millones de diabéticos en el mundo, y solo en Estados Unidos mueren más de trescientos mil al año. La diabetes es la consecuencia de la sobredosis de azúcar e hidratos de carbono refinados. Según la revista NATURE, en EEUU se están planteando controlar el azúcar. La acidez de la sangre, causada por su consumo, predispone al cuerpo a infecciones como, por ejemplo, la conjuntivitis y también a la acción de virus y bacterias.

El azúcar blanco refinado es sacarosa sintetizada de forma artificial sin ningún componente nutricional. No nos aporta nada, y además nos roba minerales y vitaminas, principalmente del grupo B.

Es culpable de la acidez, produce hipertensión, genera desequilibrio, moco – humedad – hongos como las cándidas. Es culpable de la hiperactividad. Está relacionado con la depresión, la delincuencia y el suicidio. Genera problemas digestivos, metabólicos, roba las vitaminas, los minerales alcalinos, transforma las funciones psicológicas, disminuye las defensas, acidifica la sangre y todo el organismo; genera migrañas, osteoporosis, caries, etc.

 

Diabetes e hipoglucemia

El azúcar se puede considerar un anti-alimento. Su exceso produce, entre otras, dos enfermedades, la diabetes que todos conocemos y la hipoglucemia. En la diabetes no hay suficiente insulina en la sangre, en cambio en la hipoglucemia, hay demasiada insulina porque el páncreas, a todo consumo de azúcar o hidratos de carbono refinados (harina blanca, arroz blanco, pasta blanca,…), reacciona primero con una subida y después con una bajada de glucosa sanguínea, que produce un hambre feroz y una necesidad de más dulce y una gran variedad de síntomas físicos y mentales.

Las personas hipoglucémicas padecen un shock de insulina crónico y son etiquetadas como nerviosas, hipocondríacas, psicóticas, excéntricas, perezosas…Los síntomas físicos son: anomalías del ritmo cardíaco, fatiga, insomnio, dolor de cabeza, alergias, dolor en el pecho, problemas digestivos, rampas en las extremidades…A menudo una sensación de hambre extremo. Los síntomas mentales son depresión, ansiedad, fobias, irritabilidad…

La bajada de glucosa en la sangre incide rápidamente en el cerebro porque es una importante fuente de energía y un nutriente para él.

-El exceso de azúcar contribuye a la carencia de vitamina B12 (Dr. Carl Pfeiffer 1908-1988) porque dificulta su absorción. El azúcar aumenta el colesterol y los alimentos con fibra lo disminuyen. Los desórdenes que provoca el azúcar comprometen al hígado, el páncreas y las suprarrenales.

Azúcar1

 

Azúcar y cáncer

En el cáncer: No Azúcar + No Alcohol. El cáncer sobrevive con glucosa, la glucosa vive en un ambiente ácido.

Resumiendo: Vemos que el consumo de azúcar lleva al ser humano a padecer un desorden del metabolismo, del estrés nutricional y una serie de enfermedades, extendidas por todo el mundo. Entre ellas destacamos: caries dentales, obesidad, agresividad, delincuencia juvenil, hiperactividad en los niños, deterioro de las neuronas en la hipoglucemia, alcoholismo, úlceras de estómago, deficiencias vitamínicas y minerales, y cáncer entre otras. Son todas, enfermedades que afligen a la humanidad tanto física como mentalmente, pero con una alimentación y estilo de vida adecuado se puede evitar o sanar.

En el desayuno de los niños, evitar el azúcar o el dulce, porque hace subir la insulina, y por tanto la glucemia, en un momento en el que necesita estar concentrado en el colegio. Por la tarde, cuando los niños ya tienen la musculatura cansada, no es tan perjudicial.

La carencia de Vitamina C y Zinc son causa de depresión y el azúcar también es causante de depresión.
El cáncer se alimenta del azúcar. Cuando consumimos azúcar (sacarosa) el sistema inmunitario se debilita durante 6 horas, lo que nos hace más vulnerables a los patógenos.

El gran consumo de azúcar es la principal causa de la mayoría de enfermedades crónicas y degenerativas como Diabetes, Alzheimer, Candidiasis, Eccema, Cáncer, etc.

 

Sustituto natural del azúcar: Stevia

El mejor sustituto del azúcar es la stevia porque es alcalina C38 H60 O18, y tiene proteínas, fibra, hierro, fósforo, calcio, potasio y zinc, rutina, vitamina A y C. Estimula el páncreas, es cardiotónica, regula la hipertensión, es diurética, ayuda a controlar la ansiedad por la comida en personas obesas. Evita las caries y el estreñimiento…

Entre otras propiedades de la Stevia, hay que destacar que cura la diabetes (regula el azúcar de la sangre en las personas diabéticas sin provocar hipoglucemia), regenera el páncreas, el hígado, el riñón, y, como consecuencia, mejora la hipertensión (lo ha reconocido la OMS). Reduce los triglicéridos, el colesterol, la ansiedad, ayuda a adelgazar, y se recomienda para el cáncer de próstata.

Los fitoquímicos anticancerígenos que posee son: el esteviósido, rebaudiósido A y steviolisosteviol.
Los herbolarios venden Stevia. Se recomienda ingerir 3 o 4 hojas diariamente en ayunas en caso de diabetes, o bien 2 infusiones diarias de 4 hojas secas, mañana y noche. Lo ideal es masticar 3 o 4 hojas diarias de la planta fresca. También la podemos encontrar en polvo, gotas o pastillas.

La Stevia es una planta originaria del Paraguay, de uso milenario. Es 30 veces más dulce que el azúcar, 300 veces más dulce que la sacarosa, sin ninguna caloría y sin ninguna contraindicación.
La podemos plantar en el balcón, en el jardín, en el huerto.

estevia-hoja

2 respuestas a “Azúcar, el anti-alimento que nos enferma”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *