Este vídeo nos muestra la necesidad de ir dejando, aunque nos duela, las etapas concluidas de nuestra vida para evolucionar.
Como indiqué en el libro De la fibromialgia a la Salud, si no evolucionamos, involucionamos. No existe la permanencia porque los universos están en continua evolución, y nosotros somos seres universales.

En cualquier momento del proceso «involutivo» podemos decidir cambiar hacia la evolución. Nunca es demasiado tarde, sólo el final de nuestra vida lo puede frenar durante un paréntesis.  No esperemos a enfermar para iniciar el proceso de evolución mediante los cambios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *