Con el calor de verano es interesante introducir algo de fruta como la manzana. Es importante no tomarla cruda sino cocida y a temperatura ambiente.  La manzana cocida se utiliza para combatir la diarrea y el insomnio. En relación al sueño, la manzana favorece su conciliación gracias su contenido en vitaminas del grupo B. Entre sus propiedades destacan su efecto diurético, ideal para aquellas personas que padecen hipertensión, además de contribuir a la eliminación de toxinas, favorece la motilidad intestinal, regulando el tránsito tanto en caso de diarrea como estreñimiento. Por todo ello es una fruta que, sobre todo en estos meses estivales, nos ayudará a sentirnos mejor.

¿Qué ingredientes necesitamos?
  • 1 taza de agua
  • 3 manzanas
  • 1 puñado de pasas de Corinto lavadas, remojadas y tostadas
  • Canela en polvo
  • Un pellizco de sal
  • Una cucharada de Kuzu
Preparación
  1. Pelar y trocear las manzanas, añadirles un pellizco de sal y ponerlas en una cestita de acero inoxidable en una cazuela con un poco de agua y tapadas para cocerlas al vapor a fuego lento.
  2. Cuando la manzana está blanda se retira y en el agua de cocción se añade el kuzu previamente diluido en un poco de agua fría y, cuando arranque la ebullición, se remueve unos minutos hasta que quede transparente y más espesa.
  3. Se añade la manzana y las pasas.
  4. Se remueve todo y se esparce por encima la canela en polvo.

¡A disfrutar!

Recuerda, puedes aprender más recetas saludables con el libro Recetas Macrobióticas para la Salud, que está disponible gratuitamente desde mi web.

2 respuestas a “Compota de manzana”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *