El propósito esencial de la Meditación es aquella concentración en que, liberados de la inquietud, mediante la respiración rítmica (igualar el tiempo de inhalación con el de la exhalación) y la relajación nos enfocamos en la Fuente, en sus 2 aspectos (Dios Padre y Divina Madre) de manera directa, como lo haría un hijo con sus padres. En la respiración inhalamos frecuencias más armoniosas y elevadas. En la exhalación liberamos el miedo y las falsas creencias. Así pasaremos del miedo al amor porque nos conectamos a la Fuente y a todos los Seres de Luz que nos ayudan en estos tiempos difíciles o maravillosos, dependiendo desde donde los observemos.

Si no somos capaces de reconocer a la Fuente y a todos los Mundos Superiores, es que estamos todavía en el ego (miedo). Después de este reconocimiento (del Dios Padre y la Divina Madre) veremos que estamos conectados a la Fuente cuando visualizamos colores y rayos de colores porque es lo más potente, ya que somos seres de luz y la luz se nos manifiesta. Cuando vemos el arco iris, lo hemos de relacionar con la necesidad de la conexión de los 2 hemisferios cerebrales. Para pasar de la dualidad a la unidad los hemisferios se tienen que unir mediante el puente Antahkarana o puente del arco iris (unión del mundo del espíritu con el mundo de la materia), que contiene los 7 rayos, los 7 colores del arco iris.

El puente Antahkarana contiene los 7 colores del arco iris

En el instante en el que visualizamos colores en la meditación, especialmente el rosa, sentimos la energía femenina de la Divina Madre, la fuerza, el cariño, el amor incondicional, la alegría y la paz. La paz también surge dentro de nosotros cuando abandonamos la autoevaluación y el juicio a nosotros mismos y a los demás, aceptándonos tal como somos. El sentimiento de paz de la presencia de la Fuente se transforma en un gozo inefable.

Pedir que nos ayuden

Antes de iniciar la meditación, necesitamos saber qué hemos de pedir durante la misma para ir eliminando el programa antiguo de 3ª Dimensión e ir incorporando el nuevo de 5ªDimensión. Pediremos con confianza y fe técnica (no con la fe ciega). La fe técnica es instintiva y racional, es equilibrada.

Estaremos muy conectados a la Fuente para que la frecuencia del entorno no se nos lleve. Es desde el alma que podemos conectar con el reino angélico, con los Maestros Ascendidos, con la Confederación Galácticas y las demás jerarquías cósmicas. La Confederación Galáctica ahora está trabajando en el salto cuántico de la humanidad. Es a ella a quien vamos a pedir ayuda.

¿Qué necesitamos?

  • Necesitamos substituir el programa del miedo, de las creencias limitantes de la 3ª Dimensión, por los nuevos anclajes (información, conocimiento, sabiduría) para llegar a la perfección de la 5ª Dimensión.
  • Conectar los 2 hemisferios cerebrales.
  • Anclar nuestro Ser.
  • Nuestros códigos, que son nuestro DNI galáctico.
  • Configurar el nuevo Merkaba con la frecuencia cristalina (esta frecuencia cristalina mejora nuestros cuerpos de luz cristalinos).
  • Pedir a los cirujanos etéricos que nos descarguen los códigos de la no-dualidad, los códigos de la configuración del Cristo Cósmico (unión de todo y con todos).
  • Anclar nuestro programa de 5ª Dimensión, nuestra entidad metafísica de humano galáctico. En esta nueva Era Dorada hablaremos del «humano galáctico».
  • Anclar la unificación del campo electrónico de la Mente con el campo electrónico del Corazón.
  • La activación de la Llama Trina.
  • La activación de la Iluminación.

El botón de descarga es la palabra «Redención«.

Situación del puente Antahkarana

Nosotros por nuestra parte debemos hacer:

  1. Cambio de alimentación y ayunos conscientes conectados a la Confederación Galáctica y a los Cirujanos Etéricos para que nos ayuden.
  2. Vigilar con Conciencia nuestros pensamientos, porque cada minuto de nuestra vida estamos sumando: cuando nuestros pensamientos son de paciencia, aceptación, fraternidad universal, confianza, alegría permanente, humor, … Todo ello para entrar en la Impecabilidad. También hay minutos de nuestra vida que estamos restando: cuando existe el miedo, el «no creo», «no puedo», «no tengo», «no sé», que son bajas frecuencias, las frecuencias de los dormidos. Teniendo en cuenta que lo que aceptas te libera, lo que niegas te somete.
  3. Practicar la Meditación diaria, cuando sea posible.

Decretos para levantar la frecuencia con autoconfianza

«Yo soy la opulencia, yo soy la armonía, yo soy la paz, yo soy libre, yo soy soberano,…porque tú eres todo esto y más».

Las peticiones para la Creación

Pensamiento: Pensamiento consciente de lo que quiero. Necesito tener una conexión desde el alma con los mundos superiores o jerarquías cósmicas y una actitud fraternal no-dual».

Visualizo: Visualizo lo que he pensado como ya creado, percibo, reconozco, uso el discernimiento (el discernimiento transforma la información en conocimiento para sentir el poder de la soberanía y la alegría de vivir).

Sentimiento: El sentimiento viene de un pensamiento de conciencia plena. Siento la alegría de haberlo conseguido.

Lo pido: Lo subo a los mundos superiores.

Creo: Se manifiesta.

Meditaciones

Presentación: Antes de empezar la meditación, sonreiremos, sentiremos alegría y celebraremos el amor a la vida, y nos presentaremos, diremos quiénes somos. De momento daremos nuestro nombre: «yo soy XXX» y, a medida que podamos averiguar otros datos, añadiremos por ejemplo nuestro DNI cósmico. Toda la información la conseguiremos pidiendo durante la meditación. En esta preparación para la 5ª Dimensión podemos hacer varias prácticas de meditación: para nosotros, para la humanidad y el planeta y la meditación en el Corazón, ya que es el lugar desde donde creamos (se desarrollará en el próximo post).

Meditación para nosotros hacia la Iluminación o fin del sufrimiento: haremos las peticiones personales para nuestro anclaje. Visualizaremos lo nuevo: el nuevo planeta, la nueva humanidad despierta, la nueva Era Dorada donde todo lo bello que creas se hace realidad. ¿Por qué? Porque está escrito en los 32 textos sagrados del planeta. Si no creemos, no lo vemos. Si no crees que viene de arriba, no lo vas a disfrutar.

La meditación para la humanidad y el planeta (Meditación del Tubo de Luz con visualización planetaria):

Activamos un tubo de luz de color, que puede ser de luz blanca de purificación, azul de fuerza, potencia, rosa de energía femenina, suavidad, amor incondicional, de cariño o amarilla de conocimiento.

Visualizamos el tubo lleno de luz del color elegido que nos rodea y nos eleva, ponemos la atención en el entrecejo, sonreímos, estamos alegres, y nos vamos volando hacia arriba, como un dron. Hemos dejado el cuerpo en la Tierra y subimos. Primero vemos las calles que nos rodean, después la ciudad, y luego vemos como descargamos la luz del tubo por ella. Vamos subiendo y descargamos más luz sobre la Península Ibérica. Vemos Europa y subimos hasta ver el planeta y miramos el tubo de luz encendido cómo se descarga y se activa en el campo electrónico de la Tierra.  Damos por sellado y activado el campo electrónico de la Tierra y empezamos a bajar. Ponemos la atención en el entrecejo y nos sentimos ya en el cuerpo, dejamos la luz activada y sellada en nuestro campo electrónico y apagamos la luz. Es así como dejamos luz activada y sellada en el campo electrónico de la Tierra y en nuestros campos.

En esta práctica de meditación con la humanidad visualizaremos a las personas celebrando, porque ya se ha instalado el Nuevo Gobierno Solar de Interconexión, en que todo es alegría porque el humano consciente intuye el cambio que pronto tendremos. Por tanto, es una «meditación de servicio« porque estamos creando el nuevo mundo.

Para más información, puedes consultar a Zaphiel Elohim o mi nuevo libro Despierta!!! Busca la Verdad, cuya descarga gratuita encontrarás en esta web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *