Ormus u Oro Monoatómico

Es un alimento natural que, a lo largo de la historia, ha demostrado ser un gran medicamento, no tan solo para el ser humano sino también para animales y plantas.

Es fácil de obtener en la naturaleza porque se prepara con agua de mar o con sal de calidad como la del mar muerto o la del Himalaya, mediante un proceso artesanal o alquímico.

¿Cuál es esta propiedad destacada?

Su propiedad más destacada para la salud es la de ser un potente súper conductor bioeléctrico. Se sabe que la energía fluye con gran rapidez en todos los organismos para conseguir una regeneración celular.

Actualmente hay estudios científicos sobre los “superconductores” en los que se demuestra su aplicación médica, especialmente cuando el superconductor tiene pocos átomos como en el caso del Oro Monoatómico, que solo contiene 1 átomo: Superconductividad ICMM-CSIC, Científicos de la Universidad de Chicago, Laboratorios Arbonne, entre otros.

El Ormus puede obtenerse líquido o en polvo, y es de color blanquecino. Por eso se le llama “Oro Blanco” u “Oro Monoatómico”.

El Ormus es una fórmula compuesta por sales minerales y metales preciosos. Contiene aproximadamente 80 elementos de los 118 de la tabla periódica actual, excluyendo el Sodio y el Cloro.

Contiene en forma monoatómica 8 metales preciosos en 2 grupos de metales preciosos. El grupo de Platino Ligero: con Rutenio, Radio, Paladio y Plata. Por otra parte, el grupo de Platino Pesado: con Osmio, Iridio, Platino y Oro.

Historia del Ormus

Sabemos que es un alimento-medicamento que se remonta a las primeras culturas de la historia de la humanidad. En la antigüedad se tomaba para mejorar el liderazgo, la intuición, la percepción, como clave de la longevidad… En Egipto, el Ormus, llamado “Sho-Pan” o también “NFKZT”, estaba limitado a los faraones y a unos pocos elegidos. Se tomaba para la expansión de la conciencia y para una larga vida.

Los dioses Sumerios también lo consumían y lo llamaban “Star-Fire” y se lo dieron a un grupo de humanos que eligieron como representantes de los dioses en la Tierra.

Los Caldeos, astrólogos de Babilonia, también se beneficiaron de Ormus y lo llamaron “SEM-An-Na”.

En la mitología griega el oro monoatómico apareció en el corazón de la leyenda del Bellocino de Oro. Alejandro Magno lo conocía como “Piedra del Paraíso”.

En al Antigua Roma el oro fue utilizado para el tratamiento de las úlceras de la piel. Actualmente se usa papel de oro para dicho tratamiento.

En la Europa medieval los alquimistas mezclaron oro con bebidas para mitigar el dolor de la artrosis.

En 1885 se hizo famoso por su utilidad en problemas de corazón, circulación y como anti-artrítico.

En 1890 el Dr. Robert Koch descubrió que el bacilo de la tuberculosis no podía vivir en oro coloidal. Su trabajo obtuvo el Premio Nobel de Medicina.

Fue en 1982 cuando el investigador David Hudson lo redescubrió poniéndole el nombre de ORME (Orbitally Rearanged Monoatomic Element), y presentó la patente en 1988. Otros investigadores posteriores latinizaron este nombre en “Ormus”.

Cuando David Hudson se retiró de la investigación científica del ORME, Barry Carter continuó estudiando los métodos de obtención, sus efectos terapéuticos y curativos. La acción del Ormus en la agricultura es beneficioso, tanto en el crecimiento de los frutos que aumentan de tamaño como en el rendimiento.

Beneficios para la Salud

Podríamos definirlo como una medicina holística que nos da la naturaleza, porque actúa en todo nuestro ser, desde el nivel físico al energético, emocional, mental y espiritual.

A nivel Físico:

Actualmente el oro se usa para reparar nervios y vasos sanguíneos dañados, huesos y membranas, y en el tratamiento de varios cánceres como el de próstata. Se está probando como antiviral, también para cardiopatías, circulación, arteriosclerosis e hipertensión.
Es termorregulador, antiinflamatorio (sistema músculo-esquelético: artrosis, artritis, bursitis y tendinitis), para las contracturas musculares y para la fibromialgia.
Es alcalinizante, ya que su pH es de 10,78, antioxidante, regenerador celular, antiaging, reparador del ADN, revitalizante,…

Refuerza los sistemas inmunológico, nervioso y digestivo.

Usos:

  • tonifica la piel y el cabello
  • para enfermedades de la piel como la psoriasis
  • para la cicatrización de heridas y quemaduras.
  • Alivia el Síndrome Premenstrual.
  • Calmante del dolor de artrosis, artritis, afecciones bucales
  • Repara los filamentos del ADN

No tiene ningún efecto secundario ni interacciones con ningún medicamento.

A nivel Energético:

La energía fluye más, aumentando los “Bovis”, sube la vibración, aumenta la resistencia, el dinamismo y el vigor.

A nivel Emocional:

Induce al estado de relax, de calma, de alegría, es antidepresivo y desestresante. Ayuda en los comportamientos adictivos como el tabaquismo y las drogas.

A nivel Mental:

La sustancia primordial del Ormus es el oro monoatómico, elemento potenciador de la mente, de nuestras capacidades cognitivas, especialmente de la inteligencia y la memoria. Nos da claridad mental y creatividad.

A nivel Espiritual:

Nos ayuda en la expansión y evolución de la conciencia. Se experimentan meditaciones más profundas y sueños más claros. Aumenta la energía de los chakras y produce una activación de la espiritualidad.

Medicina Ayurveda

Para la Medicina Ayurveda, con más de 5000 años de antigüedad y practicada actualmente, el oro ayuda a la longevidad, rejuvenecimiento, memoria, es afrodisíaco, tónico cardíaco, promueve una mejor visión, una mejora del intelecto y es desintoxicante. También es útil para la anemia, el asma y los desórdenes nerviosos.

 

ESTA INFORMACIÓN PUEDE MEJORAR LA VIDA DE TODOS LOS SERES VIVOS. Para ampliar información:

Potaje de alubias con calabaza

La calabaza es la verdura más indicada para la diabetes junto con el mijo. Refuerza los  sistemas: inmunológico, cardiovascular, digestivo, urinario y la vista.

Las alubias son una gran fuente de proteína vegetal, de hidratos de carbono, de minerales (hierro, potasio, fósforo, cobre y manganeso). Tambien nos aportan ácido fólico.

Las alubias favorecen la digestión y el transito intestinal, fortalecen el corazón y todo el sistema cardiovascular pues controlan los niveles de colesterol y azucar en la sangre.

Hoy te propongo una receta ideal para estos días de frío intenso y que emplea, como ingredientes principales, la calabaza y las alubias.

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 1 cebolla roja grande
  • 2 zanahorias medianas
  • 1/2 hoja de alga kombu
  • 1 hoja de laurel
  • Un pellizco de comino y de orégano triturados para el final de la cocción
  • Una pizca de perejil picado
  • 1 cucharada sopera de miso de cebada o de arroz
  • 200 gr. de alubias blancas lavadas y remojadas la noche anterior. Usaremos el agua de remojo en la cocción porque contiene enzimas necesarias para la digestión.
  • 3 medidas de agua por medida de alubias
  • 300 gr. de calabaza
  • 2 cucharadas soperas de aceite de sésamo
  • 2 cucharadas soperas de semillas de calabaza tostadas y saladas
  • Una pizca de sal
Imagen de “Estoy hecho un cocinillas” https://bit.ly/3qw8oc7

Preparación:

  1. Lavamos las alubias y las dejamos en remojo la noche anterior.
  2. Ponemos las alubias con el agua de remojo y algo más para llegar a las 3 medidas de agua por medida de  alubias en una olla a fuego fuerte. Cuando hierva, espumamos y añadimos el alga Kombu.
  3. Mientras cocemos las alubias lavamos la calabaza, la cortamos por la mitad, le ponemos unas gotitas de aceite y sal y la introducimos en el horno a 100ºC. Cuando ya está cocida, la pelamos y troceamos a trocitos pequeños.
  4. En una cazuela calentamos el aceite e introducimos la cebolla cortada muy fina a medias lunas. Removemos y cuando esté transparente le añadimos una pizca de sal y la zanahoria cortada a láminas finas. Dejamos cocer a  luego medio durante 5 minutos y añadimos la hoja de laurel.
  5. Cuando las alubias ya están cocinadas, le añadimos las verduras.
  6. Ponemos agua para cubrir todos los ingredientes, tapamos y dejamos cocer durante 15 minutos. Añadimos el comino y el orégano 5 minutos antes de apagar el fuego.
  7. Añadimos la cucharada de miso y removemos bien.
  8. Servimos el potaje con el perejil por encima.

¡Buen provecho!

Recuerda, si quieres aprender y preparar más recetas macrobióticas para todo el año, puedes descargar gratuitamente el libro Recetas Macrobióticas para la Salud desde aquí.