La receta que te propongo hoy contiene 2 ingredientes con sabor dulce, el mijo y la cebolla. Al unirse en una única preparación, su sabor resulta muy agradable. Antes de explicarte la receta, quiero conozcas las propiedades estos alimentos.

Propiedades del mijo

El mijo, junto con el arroz integral y el trigo sarraceno, son los 3 cereales sin gluten ideales en la primera etapa del cáncer.

El mijo destaca por su contenido en hierro, fósforo y vitamina A. Es uno de los cereales más energéticos. Se aconseja en la anemia ferropénica, calambres musculares, el embarazo y la lactancia. Es regenerador del sistema nervioso e indicado para la diabetes junto con la calabaza.

Propiedades de la cebolla

La cebolla, como verdura de la familia del Allium posee varios compuestos fitoquímicos que frenan el desarrollo del cáncer, tanto por su acción protectora de tóxicos como por su capacidad de frenar el crecimiento de las células cancerosas. Entre las verduras que pertenecen a este grupo, además de la cebolla, destacan la cebolleta y el puerro.

Con la siguiente receta que te invito a preparar, no solo disfrutarás de un plato delicioso, sino que además aportarás a tu organismo alimentos con interesantes propiedades sobre tu salud. ¡Vamos allá!

 

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 2 tazas de mijo
  • 4 cebollas rojas medianas
  • 1/2 hoja de alga kombu
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • Un poquito de sal

¿Cómo se preparan?

  1. Lavar el mijo y escurrirlo.
  2. Cortamos las cebollas muy finas y las salteamos con aceite de sésamo. Cuando la cebolla está transparente añadimos un poquito de sal, el alga kombu y el mijo con tres partes de agua por cada una de mijo, dejándolo a fuego lento y tapado durante 30 minutos aproxiamadamente.
  3. Se deja enfriar hasta que esté templado y se saca el alga kombu.
  4. Nos mojamos las manos con agua fría y salada para que no se nos pegue el mijo. Hacemos las bolas de mijo y las rebozamos con gomasio.
  5. Las ponemos en una fuente para ir al horno y las gratinamos unos minutos sin pasar de los 100ºC.
  6. Cuando estén ligeramente doradas estarán listas para comer.

 

Si tienes curiosidad por seguir aprendiendo recetas similares a la vez que cuidas de tu salud, te interesará la descarga gratuita del libro  Recetas Macrobióticas para la Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.