El brócoli, según estudios científicos que lo avalan *, es la crucífera anticancerígena más potente.  Uno de los fitoquímicos que contiene es el sulforafano, que tiene importantes beneficios como anticanerígeno y antimicrobiano. La mayor absorción y biodisponibilidad del sulforafano es cuando se consume en crudo o al dente y de manera regular.

Una receta muy fácil, rápida y que gusta a toda la familia son los buñuelos de brócoli.  ¿Te animas a prepararla?

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 1 brócoli mediano
  • Un poquito de sal
  • Un chorrito de salsa de soja tamari
  • 1 taza de harina de arroz integral
  • Almendra triturada (un 20% de la cantidad de harina)
  • Agua muy fría
  • Aceite de sésamo
 Imagen de la web cocinatelotu.es
Imagen de la web cocinatelotu.es

Cómo preparar los buñuelos:

  • Escaldamos los trozos de brócoli unos pocos minutos o bien los cocemos al vapor ligeramente, hasta que estén al dente. Después los salamos con unas gotas de tamari antes de rebozarlos.
  • Añadimos a la harina las almendras y un poquito de sal.
  • Vamos poniendo chorritos de agua fría a la harina y la vamos amasando hasta llegar a la consistencia deseada para rebozar los trozos de brócoli.
  • Freímos el brócoli en una sartén con el aceite de sésamo al que añadiremos un trocito de zanahoria o pan para que el aceite no se queme.

¡Y ya estará listo! Buen provecho 🙂

 

*El Instituto de Investigación Alimentaria de Gran Bretaña reveló que el brócoli estimula a las células cancerosas a «suicidarse» debido a sus potentes efectos depurativos de los tejidos y de la sangre. Además, se elimina la formación de células cancerosas. 

 

Si quieres preparar muchas más recetas macrobióticas, descarga el libro «Recetas Macrobióticas para la Salud«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *