Quiero comunicar un mensaje de esperanza a las personas con fibromialgia y s.f.c.

La fibromialgia y el s.f.c se pueden superar. Yo no soy la primera ni la última en conseguirlo, tú puedes ser la siguiente.

Os quiero hablar de la fibromialgia desde otra perspectiva, desde la medicina holística o integrativa,  que considera al ser humano como un todo de distintos elementos que interactúan entre ellos, ya  que están interrelacionados, porque trabajan, se influyen y se condicionan de forma simultánea.  Estos elementos son: el cuerpo físico junto a los aspectos energético, emocional, mental y espiritual.

Premisas para la superación de estas enfermedades:

La medicina Ayurveda, que es una de las medicinas holísticas más antiguas, dice que el ser humano tiene la capacidad de auto-curarse. Esto no quiere decir que no necesitemos médicos y/o terapeutas, pero el camino lo tenemos que hacer nosotros. No nos curarán. Nos tenemos que esforzar haciendo cambios integrales en nuestra vida.

La capacidad de auto-curarse se pontencia si:

  • Hacemos un acto de poder, un acto de voluntad consciente: ¡QUIERO CURARME! Sentir el anhelo de curarnos. Esto mueve circunstancias.
  • Nos hacemos conscientes de las razones psico-emocionales de la enfermedad.
  • Estamos dispuestos a hacer cambios en nuestra vida.

Definición

La fibromialgia y el s.f.c son enfermedades de las emociones no expresadas. Son fruto de un conflicto interno, lo hemos generado nosotros, el origen está dentro de nosotros.

Según la medicina alopática, es una enfermedad del SNC -Sistema Nervioso Central-.

Debido al dolor generalizado y a la fatiga, junto a la tristeza y la desesperación, cuando nos diagnostican como crónicas, se genera una bajada de los neurotransmisores. Además, se producen alteraciones hormonales, disminución de las endorfinas, y se rompe el ciclo del sueño, afectando al sistema inmunitario. Todo esto abrirá las puertas a factores externos (virus, bacterias) que se unirán  a los internos y darán lugar a múltiples síntomas.

Causas

Hay 3 fuerzas que sostienen la vida: los pensamientos, las emociones y las acciones. Para tener salud y armonía, estas 3 fuerzas tienen que estar alineadas. Pero, en la fibromialgia y s.f.c sucede lo siguiente:

  • Hay una mala gestión de los pensamientos y las emociones, ya que no están alineados en la acción. El funcionamiento común es pensar algo, sentir la emoción que se deriva de ese pensamiento, y a la hora de actuar, no ser consecuentes con lo que se ha pensado y sentido. Por tanto, la acción no es la que corresponde.
  • Los defectos psicológicos más comunes en esta enfermedad son el orgullo perfeccionista (disminuir la autoexigencia personal) y la ira contenida.

Origen

Los patrones culturales, familiares y sociales rígidos producen represión en la infancia. El niño se reprime, miedoso de las consecuencias, a cambio de sentirse querido; y o bien por mimetismo o por imposición, copia los patrones de conducta de los adultos. Así se convierte en obediente y sumiso,  sin serlo, y empieza a desarrollar la falsa personalidad, apartándose de su esencia.

La educación en la infancia imprime en nosotros una estructura psicológica que perdurará toda la vida. Si somos capaces de reconocer y modificar esta forma de pensar podremos ir hacia la salud.

Pensamiento

Es un impulso de energía e información que va acompañado de un elemento bioquímico (por ejemplo, si pensamos en un zumo de limón, segregamos las enzimas salivales dispuestas para su digestión). Los pensamientos perjudiciales y las emociones no expresadas, transforman la biología de nuestro organismo y son causa de enfermedad. El pensamiento está condicionado por la educación recibida desde la infancia, que actúa de filtro.

Emociones

Las emociones vienen condicionadas por los pensamientos, y estos son la fuente de la felicidad o sufrimiento.

Cómo se genera la enfermedad

Los pensamientos generan una carga emocional y una postura corporal con la tensión necesaria para producir la acción.

En la fibromialgia se reprime esta acción. La acción no se lleva a cabo, y la energía del pensamiento y la emoción se transforman en: tensión-dolor, dolores musculares, cefaleas, malas digestiones y otros síntomas, ya que la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma.

Cómo se supera la enfermedad

Hay 2 puntos básicos:

  1. El auto-conocimiento: Tenemos que ser conscientes de cómo somos, no de lo que querríamos ser. Sustituiremos los defectos psicológicos, potenciando los valores que todos poseemos.
  2. La comprensión de la enfermedad. El cuerpo físico con los síntomas es solo la punta del iceberg. Somos como las muñecas rusas, el cuerpo físico es el más pequeño, sobre él hay otros  vehículos, el vehículo energético, el emocional, el mental y el espiritual. La enfermedad se gesta en estos vehículos: el espiritual, el mental, el emocional y el de la energía vital, antes de llegar  al cuerpo físico en forma de síntomas.

¿Qué cambios son necesarios para sanar?

  1. Cambio de actitud: dejamos de sentirnos víctimas para hacernos responsables; dejamos de  ser pasivas para ser activas; no esperamos que nos curen. Es importante rebelarse frente a las opiniones del entorno, y tomar nuestras propias decisiones, dirigiendo nuestra vida por  primera vez. 
  2. Cambio de estilo de vida consciente: La enfermedad ya nos cambia el estilo de vida  porque nos va invalidando. Por tanto, habrá que ir simplificando y dejar el estrés. 
  3. Cambio de estructura psicológica: Hemos de ser críticos. Tenemos que cuestionarnos los patrones culturales, sociales y familiares porque son el filtro de nuestros pensamientos. La curación viene cuando somos capaces de reconocer y modificar la forma de pensar. No se trata de derribar la estructura psicológica, sino de construir una estrategia para ir sustituyendo lo  que es falso por lo verdadero; es decir: la experiencia vivida y comprendida. Sustitución del  conocimiento establecido por el conocimiento adquirido. 
  4. Cambio de relación con el entorno: Nos valoramos en función de cómo nos valora el  entorno. Tenemos que valorarnos por nosotros mismos y empezar a querernos. Tenemos que aprender a dirigir nuestra vida y a decir NO sin sentirnos culpables, haciéndonos dos  preguntas cuando nos proponen algo: a) ¿me conviene? b) ¿me hace ilusión? Las dos tienen que ser un sí.
    Cuando pienso algo, lo hago, sino mejor dejo de pensarlo.
    Los defectos de los demás están mi inconsciente, son lo que a mí me sobra.
    Lo que admiro de los otros es lo que a mí me falta.
    Los demás actúan de espejo, son mi espejo.
    Trabajaremos en lo que falta y sobra según nuestras posibilidades. 
  5. Cambio de hábitos: Cambiaremos los hábitos que nos perjudican. El que más nos perjudica es la alimentación. Propongo, en base a mi experiencia de superación, un cambio hacia la  alimentación macrobiótica. Esta alimentación se caracteriza por ser: energizante, depurativa, equilibrada, alcalinizante, antioxidante, antiinflamatoria, regeneradora, y recomendada para  todas las enfermedades.

Medicina holística o Integrativa

Resumiendo, la Salud pasa por 3 aspectos:

1. Físico: Tenemos que considerar varios factores:
La primera herramienta de la curación es la respiración completa, la relajación, la visualización y la meditación.

El órgano más afectado es el hígado, ya que, según la milenaria MTC (Medicina Tradicional China), es el depositario de las emociones contenidas. Es el órgano que controla la energía emocional. Cuando se satura de dicha energía, la revierte hacia la musculatura, tendones, ligamentos, vista, oído, y los conductos de las venas y arterias. La desintoxicación del hígado se consigue alineando pensamiento – emoción – acción, y lentamente, con la sustitución de la  medicación de síntesis por la natural. Más adelante ya no necesitaremos la medicación, el  alimento será nuestra medicina (Hipócrates).

Las siguientes terapias no son curativas ni necesarias, pero pueden ayudarnos en el proceso:  homeopatía, flores de Bach, acupuntura, reflexoterapia, shiatsu, (son terapias físicas pero  actúan también a nivel psico-emocional).

También se recomienda:
– Los baños de sol (Helioterapia), son curativos en estas enfermedades. Se recomienda tomar  baños de sol durante las primeras horas de la mañana (hasta las 11hs como máximo) y/o las  primeras de la tarde (a partir de las 17hs), cubriéndonos la cabeza. Los primeros días sólo  debemos estar 15 minutos, para ir aumentando, hasta llegar a 1 hora, como máximo.
Revisión de las piezas dentales para evitar los empastes de mercurio y otros metales nocivos. Considerar la alergia a los metales que llevamos en la boca, prótesis, etc.
Medicina del hábitat, basada en la geobiología. Es importante tener en cuenta dónde
dormimos y trabajamos, pues tenemos que evitar que sea un lugar con corrientes telúricas (líneas Hartmann, Curry, fallas, agua subterránea, campos electromagnéticos,…) que proceden  del subsuelo y del entorno.

2. Psico-emocional: alinear pensar, sentir y actuar.

3. Espiritual: Autoconocimiento, trabajo de introspección, mirar hacia dentro, para descubrir los valores y defectos.

Alimentos más perjudiciales en la fibromialgia y s.f.c

Los alimentos que más nos pueden enfermar son: el azúcar (también azúcar de caña integral), el chocolate, los lácteos, la carne, los huevos, los productos procesados, harinas blancas, grasas hidrogenadas y trans (un ejemplo es la bollería industrial), y el alcohol.

Pasos para ir introduciendo alimentos adecuados para estas enfermedades

Hoy se sabe que el estilo de vida y la alimentación son dos herramientas fundamentales para la autocuración. La alimentación energética, equilibrada, proporcionada y sin químicos nos sanará de una forma total, no sólo físicamente sino también emocional y mentalmente. Todos los alimentos propuestos serán biológicos.

En cuanto a las bebidas, se recomienda té verde o té de 3 años (Kukicha). También es importante beber, diariamente, pequeñas cantidades de agua de mar, porque nos alcaliniza la sangre, nos remineraliza, y nos da energía (2 medidas de agua de mar en 5 medidas de agua mineral).

Os deseo de  todo corazón que sepáis encontrar el camino de la superación de la fibromialgia y s.f.c. Ya hemos visto que hay dos formas de actuar después del diagnóstico: 1) Creer que no tienes  curación. 2) Iniciar un nuevo camino soltando la rigidez, un camino que empieza por quererse y querer a los demás desde otra dimensión.

 

MªÀngels Mestre

Ex-fibromiálgica y autora de los libros «Hablemos de Fibromialgia», «De la fibromialgia a la Salud», «Actuar en el Cáncer desde una visión global», «Método Mestre», «Recetas Macrobióticas para la Salud» y «Despierta!!! Busca la Verdad». Todos los libros se pueden descargar gratuitamente en formato digital desde esta misma web. 

6 comentarios en «Mensaje de esperanza: Fibromialgia y sfc, yo la he ganado, vosotras también podéis»

  • Muchas gracias por toda la información que nos proporcionas, siempre es una alegría conocer casos de gente que se ha curado. Mi enhorabuena, yo también quiero. Un abrazo.

    • Hola Cristina,
      Muchas gracias por tu comentario. Te animo a iniciar los cambios que me ayudaron. Cualquier pregunta, siempre me puedes escribir. Un abrazo!

  • Yo creo q tengo SFC no diagnosticado por más q Lucho no me lo diagnostican. Tb alergias, intolerancias lactosa fructosa, asma.
    He tenido helycobacter, próximamente voy a hacerme SIBO.
    La intolerancia a la fructosa me hace ir al baño continuamente.
    Si no tomo frutas y pocas verduras entonces voy bien.
    Dejé el gluten y mejoré mucho.
    El sarraceno, quinoa, amaranto tb me dan síntomas y las legumbres tienen fructosa.
    Total estoy liadísima, ya sé q tengo q ir a la medicina alternativa ( a ver si averiguo dónde puedo ir).
    Pero para empezar q consejos me puedes dar?
    Pertenezco a muchos grupos dónde estamos todos muy mal

    • Hola Joaquina,

      Antes de que te hagan las pruebas de intolerancias y alergias, empieza por no tomar ninguno de los alimentos que ahora mismo no toleras. Puedes comenzar con una macrobiótica adaptada a tu situación e ir valorando, a medida que mejores, si puedes ir introduciendo más alimentos. En tu caso te ayudaría y orientaría acudir a un médico especializado en medicina natural. Si quieres, escríbeme un correo a angelsmestre@yahoo.es y comentamos en privado. ¡Un gran saludo!

    • Hola MªCarmen,

      Me alegro que el post te resulte interesante. Tienes a tu disposición todos los artículos y libros para ampliar información. Si te surgen preguntas, puedes escribirme y comentamos 🙂 ¡Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *