No dejemos que nos intoxiquen con la droga de la inquietud y del miedo. Bajo los latidos del corazón hay la presencia de la divina paz, que se descubre en la meditación de la unión con la Fuente en nuestro corazón.

En tu Corazón tienes la verdad y la luz. El Corazón es el órgano de la verdad humana. El camino del Corazón es el único camino posible porque nos lleva a amarnos y perdonarnos a nosotros mismos y a los demás. «Yo soy el camino, la verdad y la vida» Jeshua.

La energía del pensamiento se convierte en energía del sentimiento puro cuando hay amor: amor fraternal, amor compasivo, amor incondicional. Esta energía del sentimiento puro con amor se materializará en la acción correcta.

El amor surge de nuestro poderoso Corazón. El amor compasivo es la herramienta que ofrece lo necesario para la Ascensión. Empieza siendo compasivo contigo mismo.

El Corazón es el centro con más poder y energía de nuestro cuerpo físico. En su espacio sagrado nuestras meditaciones, peticiones, oraciones,…, se convierten en una verdadera comunión con el flujo divino del amor. Nuestros pensamientos, ideas, intenciones y deseos se sincronizan con el plan divino para conseguir la felicidad, el gozo, la paz, librarnos de preocupaciones y de la ansiedad. Podemos afirmar que el amor abre la puerta a nuestro poder Divino interior, elevando nuestra vibración.

El potencial de la humanidad radica en su divinidad, la chispa de la Fuente de energía electromagnética instalada en el Corazón. Otra forma de definitr el amor es decir que el amor es el latido del Corazón de la Creación, de la Fuente.

¿Cómo podemos mantener esta vibración del amor?

Presta atención a tu propia vibración, que debe centrarse en sentimientos de bienestar, alegría, de paz, de optimismo, gratitud, serenidad,…

Para mantenernos en alta vibración podemos movernos en los siguientes puntos:

  • Pasando el tiempo con personas que coincidan con esta alta vibración.
  • Meditando, porque en ella nuestra mente está en calma.
  • Escribiendo nuestras nuevas ideas y esperanzas para el mundo futuro que nos espera, porque lo mejor está por venir.
  • Escuchando música que nos mantenga en la vibración de la felicidad.
  • Estando en la naturaleza, caminando descalzos sobre la hierba, admirando las flores, pájaros, mariposas,…Tomando el sol, bañándonos en el mar.
  • Leyendo libros, viendo películas y vídeos que nos inspiren.
  • Haciendo ejercicio (generamos endorfinas), alimentándonos con conciencia y cuidando nuestro cuerpo.

Todos estos puntos aumentan nuestra vibración y frecuencia, y a la vez el nivel de conciencia de la Tierra. Aferrémonos a las frecuencias dimensionales superiores. Nos estamos moviendo hacia una era en la que viviremos a través de la poderosa inspiración y alegría, esa enorme energía de la Fuente que está dentro de nosotros, en nuestro Corazón.

Reclamemos todos los días: “Ordeno a mi Espíritu, nuestro verdadero Ser eterno, que me dé más energía de fuerza vital, porque tengo el derecho divino de tener salud, felicidad, alegría, libertad y conseguir la autorrealización”.

Investigaciones científicas del Corazón

La humanidad avanza cuando el conocimiento se llena del espíritu.

En Standford (California) hay un grupo llamado Heartness que está estudiando el corazón en profundidad y ha  descubierto que el corazón es el que emite el campo electromagnético más potente del cuerpo humano con 5,48 metros de diámetro, mucho más grande que el del cerebro.

Annie Marquier nació en Toulouse, Francia, y reside en Quebec desde los 28 años. Es matemática e investigadora de la conciencia y del corazón. Ella nos descubre matices insospechados del corazón. Se ha descubierto que el corazón  contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y  tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.

El corazón tiene cerebro, envía más información al cerebro de la que recibe. Es el único órgano del cuerpo con esa  propiedad y puede inhibir o activar determinadas partes del cerebro según las circunstancias.

El cerebro del corazón activa en el cerebro de la cabeza centros superiores de la percepción completamente nuevos, que interpretan la realidad sin apoyarse en experiencias pasadas.

Otros estudios científicos determinan que el corazón humano es una mente cuántica (vid. estudios científicos reveladores).

Las investigaciones del Instituto HeartMath coinciden con el grupo Heartness en que el campo electromagnético toroidal que proyecta el corazón humano puede llegar a más de 5 metros. El campo del cerebro es mucho más pequeño. Esto es muy importante porque la información y la energía se transmiten a través de estos 2 campos (campo del cerebro y el campo del corazón). El corazón envía información al ADN, al lóbulo frontal cerebral y a todos los sistemas del cuerpo (endocrino, linfático, circulatorio, digestivo, etc.). Y cuando envía información, se anticipa 4,5 segundos. El corazón puede anticiparse a lo que nos va a pasar antes de que nos suceda. Del corazón depende toda la salud física y psicológica del ser humano.

En los 90, el Dr. Andrew Armour investigador en neurocardiología en la Universidad de Montreal, fue quien descubrió que el campo electromagnético del corazón es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5000 veces más intenso que el del cerebro. Observó que dicho campo cambiaba en función del estado emocional.

El Dr. J. Andrew Armour desarrolló el software de la coherencia cardíaca.

La coherencia cardíaca

La coeherncia cardíaca se logra gracias a las emociones coherentes. La coherencia implica: orden, estructura, armonía y alineación entre sistemas. Con las emociones coherentes nos podemos comunicar de manera eficiente. Se ha estudiado que el corazón recibe información intuitiva antes que el cerebro y que el corazón envía diferentes patrones y señales al cerebro. Cuando nuestro corazón, mente y cuerpo se encuentran en un sentimiento de unidad, lo llamamos coherencia. Esto es lo que experimentamos en la Meditación en el Corazón (que veremos en el próximo post de esta página).

Los biofísicos experimentales que trabajan en el nuevo paradigma científico-cuántico-holográfico, concluyen de manera científica que la materia no existe en sí, sino que es energía de baja densidad. Para la ciencia cuántica todo es energía y debe abordarse como tal. El hecho que todavía sigamos anclados en el viejo paradigma mecanicista de la materia se debe a que las élites que controan el planeta lo siguen promoviendo como vehículo para impedir que el ser humano pueda dar el salto cuántico que permite la Ascensión de la conciencia.

El reconocido físico Sir Roger Penrose y el médico Hameroff establecen que la conciencia se asienta de forma cuántica en todas las células del cuerpo humano. Así que todas las células de nuestro cuerpo piensan. El alma está en todo el cuerpo, está en el campo bioenergético y, a su vez, en el vacío cuántico. Es decir, con la conciencia ABSOLUTA. Este es el nuevo paradigma que estos científicos tratan de difundir.

Debemos buscar la coherencia cardíaca para proteger la salud. De esta forma, el campo electromagnético toroidal del corazón puede etrelazarse con el vacío cuántico y la totalidad del universo, y salir de la matrix materialista-mecanicista en que vivimos.

Toroide

El toroide es un vórtice que se retroalimenta expandiéndose hacia el macro y contrayéndose hace el micro, en un contínuo fluir que se origina en el centro, su fuente de energía. «Un toroide es como la respiración del universo, es la forma que toma la corriente de energía en cualquier nivel de existencia» Nassim Haramein -físico-.

El toroide es una energía autoorganizada y autosostenible. Cada entidad subatómica, cada cuerpo humano, cada conciencia, planeta, sistema solar, galaxia,… está sostenida bajo una energía toroidal, la cual crea un campo electromagnético. El campo electromagnético del corazón permite la conexión de nuestro corazón con su chakra correspondiente y con realidades superiores en su ser interior que nos abren el camino a la exploración del universo porque expandimos nuestra conciencia y abarcamos cada vez más caminos bastos.

El toroide es flexible y puede cambiar de forma, desde un anillo hasta una esfera.

 

Te recomiendo la lectura de Despierta!!! Busca la verdad para prepararte para lo nuevo que está por llegar. Puedes descargarlo gratuitamente en formato digital.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *