La semana pasada, en la Parte 1 de este artículo, que puedes leer aquí, te expliqué:

  • Premisas para la superación
  • Definición de Fibromialiga
  • Causas de la Fibromialgia y la Fatiga Crónica
  • Origen de la Fibromialgia y la Fatiga Crónica
  • Cómo se genera la enfermedad
  • Pensamiento y Emociones

Hoy abordaremos los principales cambios para la superación.

¿Cómo se supera la enfermedad?

Hay dos puntos básicos:

  1. El auto-conocimiento. Tenemos que ser conscientes de lo que somos, no de lo que querríamos ser.
  2. La comprensión de la enfermedad. El cuerpo físico con los síntomas es solo la punta del iceberg. La enfermedad se gesta en otros vehículos: el mental, el emocional y el de la energía vital, antes de llegar al cuerpo físico en forma de síntomas.

¿Qué cambios son necesarios para sanar?

  1. Cambio de actitud: dejo de sentirme víctima para hacerme responsable; dejo de ser pasiva para ser activa, no espero a que me curen, sino que comienzo a autogestionar la enfermedad.  Uso mi rebeldía, tomo mis propias decisiones, dirijo mi vida con discernimiento.
  2. Cambio de estilo de vida consciente. La enfermedad ya te cambia el estilo de vida porque te va invalidando. Para superarla es importante simplificar y dejar el estrés.
  3. Cambio de estructura psico-emocional. He de ser crítica. No tenemos que creer nada. Tengo que cuestionarme los patrones culturales, sociales y familiares porque son el filtro de mis pensamientos. La curación viene cuando somos capaces de reconocer y modificar la forma de pensar que nos ha llevado a enfermar. No se trata de derribar la estructura psicológica, sino de construir un «andamio» para ir sustituyendo lo que es falso por lo verdadero (es decir, la experiencia vivida y comprendida). Es necesario aprender a desaprender, sustituyendo el conocimiento de los patrones por el conocimiento adquirido.
    Para cambiar la manera de gestionar las emociones nos ayudaremos de la meditación.
  4. Cambio de relación con el entorno. Nos valoramos en función de cómo nos valora el entorno. Tengo que aprender a dirigir mi vida, también a decir no sin sentirme culpable. Cuando nos encontremos frente a una decisión, nos plantearemos dos preguntas: a) ¿me conviene? b) ¿me hace ilusión? Las dos tienen que ser un .
    En cuanto a los pensamientos que contínuamente aparecen, hay que llevarlos a la acción o sino desecharlos.
    Los defectos de los demás están en mi inconsciente, son lo que a mí me sobra. Lo que admiro de los demás es lo que a mí me falta. Los demás actúan de espejo, son mi espejo.
    Trabajaremos en lo que nos falta y nos sobra según nuestras posibilidades.
  5. Cambio de hábitos. Cambiaremos los hábitos que nos perjudican, entre ellos el cambio de alimentación, que en mi caso fue la adaptación a la macrobiótica. Visto el resultado tan positivo de este cambio en mi experiencia y en la de muchas otras personas, considero este punto un pilar básico.

Medicina Holística

En la medicina holística la salud pasa por tres aspectos:

Diagrama de la Salud
  1. Físico: la respiración (técnicas descritas en «De la Fibromialgia a la Salud«) es la primera herramienta de curación. También la visualización y la meditación, que se acompañarán después con la relajación.
    El órgano más afectado en estas enfermedades es el hígado –almacén de energía en forma de glucógeno-, ya que es el depositario de las emociones -musculatura, tendones, ligamentos, vista, conductos de venas y arterias-. La desintoxicación del hígado se consigue con la sustitución de la medicación de síntesis por la natural, y más adelante, con el cambio de alimentación, ya no nos tendremos que medicar. El alimento será nuestra medicación. Pero además es necesario eliminar los focos de toxicidad que nos han enfermado. Para ello, además de la alimentación macrobiótica, podemos acelerar el proceso mediante algunas terapias:
    Terapias holísticas: homeopatía, flores de Bach, acupuntura, reflexoterapia, shiatsu (son terapias físicas pero actúan también a nivel psico-emocional).
    Medicina del hábitat, basada en la geobiología.
    Terapia neural. Reconstruye los canales de energía, cortados por la cirugía u otros cortes.
    Se recomienda la extracción de amalgamas dentales metálicas por su efecto tóxico en todo nuestro organismo. Puedes leer más sobre este tema en la página web del Dr. Ernest Adler, donde podrás descargar también su libro.
  2. Psico-emocional: alinear pensar, sentir y actuar para llevar a la acción las emociones contenidas.
  3. Espiritual: autoconocimiento, introspección. Valores-defectos. Reconciliarse con el pasado, con la culpa, con el miedo,…

Alimentos perjudiciales en la Fibromialgia y Fatiga Crónica

Los alimentos que nos enferman son:

  • El azúcar, los dulces y chocolates
  • Productos lácteos
  • Los fritos
  • El alcohol
  • Verduras solanáceas (tomate, patata, pimiento, berenjena)
  • Frutas que no corresponden con el clima de nuestro entorno.
  • Marisco
  • Grasas saturadas y trans,
  • Frutos secos (mejor semillas)
  • Carne roja
  • Pan blanco y harinas blancas.
  • Sal blanca
  • Aceite de oliva

Hoy se sabe que el estilo de vida y la alimentación son dos herramientas fundamentales para la autocuración.

La alimentación energética, depurativa, equilibrada, proporcionada y sin químicos nos sanará de una forma total, no sólo físicamente sino también emocional y mentalmente.

Para ampliar, puedes leer el siguiente post.

Alimentos que nos curan

Lo más importante para iniciar el cambio de alimentación hacia la macrobiótica es reducir/eliminar los alimentos que nos perjudican e introducir los que nos sanan. Esta tabla te puede orientar:

Reduce:                                         Introduce:
1-La comida no biológica (conservantes, colorantes, espesantes,  Potenciadores de sabores como el Glutamato monosódico, edulcorantes artificiales, que son muy  tóxicos) 1 – Comida biológica
2-Carne roja (especialmente el   cerdo) y huevos 2 – Pescado blanco y legumbres
3-Lácteos y grasas saturadas  3 – Leche de arroz y de avena,  cremas de arroz y de avena
4-Café  4 – Extracto de achicoria y cereales tostados
5-Verdura congelada o de conserva 5 – Verdura fresca y de temporada
6-Grasas animales 6-  Grasas vegetales
7-Harinas y cereales refinados 7 – Harinas y cereales integrales como arroz, mijo, avena, quinoa, maíz, centeno…
8-Pan blanco 8- Pan biológico integral
9-Frutos secos 9- Semillas de sésamo, lino, girasol, calabaza
10-Sal blanca 10 – Sal marina sin aditivos
11-Azúcar 11- Melaza de cereal
12-Aceite de oliva 12 – Aceite de sésamo para cocinar y aliñar, aceite de lino para aliñar
13-Comidas preparadas y el uso del  microondas 13- Alimentos frescos y cocinar al menos una vez al día

 

En el post «Síntesis de la Dieta Macrobiótica Básica» te propongo un ejemplo de menú macrobiótico con sus respectivas recetas, así como las proporciones diarias de alimentos para que puedas organizar las comidas del día.

Todas las pautas y herramientas que me ayudaron a superar la enfermedad, te las explico ampliamente a través de mi experiencia personal en los libros «Hablemos de Fibromialgia» y «De la Fibromialgia a la Salud«, que puedes descargar gratuitamente en esta misma web.  Sobre la alimentación macrobiótica, te propongo una selección de recetas en el libro «Recetas Macrobióticas para la Salud«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *