La mente ahora no puede abarcar todo este caos. Por eso se aconseja conectarnos con el Corazón, porque es el portal que puede mostrarnos su propia verdad y darles todo lo que necesitan para continuar en su trabajo del proceso de la Ascensión.

Antes de poder hacer la Meditación en el Corazón, debemos conocer el origen del Corazón –que es lo que de él emerge- y una práctica milenaria llamada Kriya Talabaya, porque todo esto está muy relacionado.

El origen del Corazón

Si observamos el momento de la concepción veremos que empieza con una esfera perfecta que es el óvulo, y  seguidamente este óvulo se divide en dos y después en cuatro, convirtiéndose en un tetraedro geométrico perfecto.

Cuando se divide en ocho se transforma en las 8 células originales, es la estrella tetraédrica. Es el cubo. Estas formas geométricas siguen progresando hasta alcanzar 512 células que luego forman su campo radial, parecido a una  manzana o al campo magnético de la tierra. Es la forma del toroide.

Si continua, este campo toroidal se transforma en el corazón humano. Existe un espacio-tiempo en la concepción, antes que se forme el feto, en el que tú y yo no somos nada más que corazón.

¡Nada más! No hay brazos ni piernas ni cerebro. Médicos y científicos están tratando de comprender cómo el  corazón puede latir si no hay inteligencia, si no hay cerebro, pero ha sido descubierto que hay un “cerebro” dentro del corazón, como describimos anteriormente. Es pequeño y solo tiene 40.000 células. El cuerpo humano emerge del corazón, brazos, piernas, cerebro, cabeza, pies, etc. Y el corazón queda situado en el pecho.

Pero ¿qué es lo primero que emerge del corazón? La punta de la lengua. Así que, existe una relación directa entre la punta de la lengua y un lugar sagrado en el corazón. La lengua surge en la primitiva boca desde el pericardio y el primitivo corazón (vid. https://slideplayer.es/slide/5554844/)

Una vez aprendas a volver otra vez al corazón, como sabíamos hacerlo miles de años atrás, y conectemos la punta de la lengua con el corazón y reconectemos con el cerebro, lo que ocurre es que creas desde el corazón y el cerebro hará lo que tú digas. El cerebro –dualidad- se transforma en el sirviente del corazón – unidad-, y esto es la Ascensión.

Mucha gente piensa que la Ascensión es ir a otra dimensión o viajar con una nave espacial a otro lugar, pero en realidad consiste en volver donde estábamos antes. Vivíamos en el corazón y, cuando consigamos volver a él, la mente hará lo que pidamos, podremos crear sin que nuestra creación contenga un lado oscuro. Es la forma en que solíamos hacer las cosas en el pasado. Casi todo el mundo lo ha olvidado. Es el propósito real de esta vida.

Kriya Talabya – La punta de la lengua y la parte superior del paladar

El Kriya Yoga es una sagrada ciencia espiritual que nació en la India hace milenios. Comprende ciertas técnicas de meditación para alcanzar la autorrealización.

Todas las técnicas antiguas de meditación hablan de cómo la punta de la lengua y la parte superior del paladar son la clave para la apertura de la conciencia”.

En la parte superior del paladar, en su parte blanda, hay un punto específico. Cuando la punta de la lengua toca este punto, se abre una conexión que sube al cerebro hasta el tálamo (2 enormes glándulas ovaladas en la parte posterior de la cabeza) y la pituitaria. Las ondas alfa se disparan y se pone en funcionamiento la glándula pineal, en el centro de la cabeza, también llamada tercer ojo.

La glándula pineal, cuando se abre y se pone en marcha, puede acceder a los Archivos Akásicos y a todas las  memorias antiguas. Esto se consigue a través del corazón y la punta de la lengua.

¿Cuál es la relación entre ambos? Si observamos el momento de la concepción, el óvulo se va subdividiendo y cuando alcanza la división en 512 células se forma un campo toroidal, parecido a una manzana o también al campo magnético de la Tierra. Cuando este campo toroidal continúa creciendo se transforma en el corazón humano. En este instante, antes de que se forme el feto, somos tan solo corazón. No hay brazos, ni piernas, ni cerebro. Algunos médicos y científicos, como hemos visto, lo saben. Pero la mayoría de ellos están tratando de comprender cómo se puede desarrollar el corazón si no hay inteligencia, no hay cerebro, hay solo 40.000 células, pero son células cerebrales, son neuronas. Así, sí que podemos afirmar que hay inteligencia dentro del corazón.

El cuerpo humano emerge del corazón; brazos, piernas, cerebro, pies, etc., y el corazón queda situado en el pecho. Pero ¿qué es lo primero que emerge del corazón? La punta de la lengua. Así que existe una relación directa entre la punta de la lengua y un lugar sagrado en el corazón.

Miles de años atrás sabíamos conectar la punta de la lengua con el cerebro y reconectar con el corazón. La verdad es que creas desde el corazón y el cerebro obedece, hará lo que tú digas. El cerebro es una función del corazón y cuando conseguimos volver al corazón y la mente hace lo que le pedimos, podemos crear en la luz, no hay un lado oscuro, y esto es la Ascensión.

Práctica de Kriya Talabya

Sentados en postura de meditación, cierra los ojos y la boca. Primero con la punta de la lengua relajada toca la parte posterior de los dientes del maxilar superior antes de presionar contra el paladar superior. Lleva la lengua hacia arriba y hacia atrás hasta colocar la punta en el paladar blando. Sin forzar, lleva la parte de la lengua tan atrás como puedas. Se practica respirando lenta y profundamente por la nariz. Segundo, aprieta los dientes.

Beneficios:

  • Es estimulante del cerebro y las glándulas endocrinas.
  • Ayuda a regular las funciones vitales del organismo.
  • Activa los chakras garganta y el chakra entrecejo o tercer ojo.
  • Preserva un estado de conciencia más profundo.
  • Induce al estado de meditación.

Esta práctica se puede experimentar en cualquier sitio y momento pero se recomienda antes de la Meditación.

Viaje al Corazón: Meditación en el Corazón

El maestro autorizado para guiarte al corazón es tu espíritu, que se encuentra detrás de los ojos, en la glándula  pineal.

Para llegar al espacio sagrado del corazón el siguiente ejercicio te mostrará como realizar este viaje con tu espíritu. Practícalo diariamente haste que recuerdes quién eres realmente.

Empieza sentándote con la espalda recta, cerrando los ojos y, seguidamente, practicas las respiraciones.

Respiraciones. Respiración enfocada en el Corazón

Centra tu atención en la zona del corazón. Respira un poco más lento y profundo de lo normal y muy tranquilo/a.

Inspira durante 5 segundos y expira otros 5 segundos, todo ello 5 veces. Las primeras veces que practiques esta respiración, pon una mano encima de tu corazón para ayudarte a dirigir tu atención en él.

Ahora relaja el entrecejo, los hombros y las caderas. A continuación, practicas Kriya Talabya, descrita anteriormente, haciendo con la punta de la lengua 9 círculos a la izquierda y 9 a la derecha, arriba del paladar, entre la parte dura o blanda, o solo la blanda, en función de tus posibilidades.

Dejamos la lengua en esta zona hasta que hayamos entrado en el espacio sagrado del corazón.

Entre muchos métodos para hacer este viaje he escogido el Método de Jeshua (Jesús).

Fase previa de Unidad

No nos podemos aproximar a lo divino sin llegar a un estado mental y de corazón. Para conseguirlo, empieza enviando tu amor y gratitud al corazón de la madre Tierra. Y a continuación, envía tu amor y gratitud al padre Sol. Tu madre Tierra y tu padre Sol te corresponden enviándote su amor. ¡Siéntelo!

En este momento el Dios Padre y la Divina Madre se reúnen contigo en un gran amor y tú, como hijo divino, completas el triángulo tomando conciencia de la presencia de Dios a tu alrededor y en tu interior (átomo permanente -ver el libro Despierta!!! Busca la Verdad-).

La fase de unidad te lleva directamente a la presencia de Dios y te resultará más sencillo llegar al espacio sagrado del corazón.

Método de Jeshua para entrar en el espacio sagrado del Corazón

Este método ha llegado a nuestros días a través de los gnósticos. Con este método, cuando te mueves desde el cerebro (glándula pineal) al corazón (espacio sagrado), lo haces bajando por la cabeza, entrando por la garganta, donde encontrarás una puerta que abrirás, dajándola abierta, y desciendes por el tórax hasta situarte detrás del corazón físico (no el chakra del corazón). Mirando el corazón desde atrás, observarás en él algo parecido a una fisura o pliegue, y en medio de esta fisura hallarás un pequeño vórtice rotatorio que es como un punto oscuro o bien un punto de luz. Dirígete hacia este vórtice y cuando estés cerca, el vórtice te absorberá (como una aspiradora). Ya estamos en el espacio sagrado del corazón. Y te verás descendiendo hacia la izquierda por un tubo. Cuando te hayas detenido, habrás llegado al espacio pequeño dentro del espacio sagrado del corazón. Se considera a este lugar como el más quieto del universo y es diferente para cada persona.

Si este espacio está oscuro, pide con insistencia más luz, porque es un lugar de luz. Esta luz eres tú.

Puede ser que en los primeros intentos no percibas la luz necesaria para ver con detalle su interior, pero persevera, porque más adelante se te mostrará mucha información.

Entra y familiarízate con lo que sientes. El creador de toda vida reside dentro de este espacio pequeño. Dentro del espacio sagrado del corazón todo es posible, porque tú también te conviertes en creador y, además, puedes pedir todo lo que necesites y serás atendido. Crear desde este lugar sagrado es el propósito de existir y de que se produzca en ti la Ascensión. Recuerda que tu corazón estará siempre esperándote en este espacio pequeño dentro de él para que sueñes el nuevo mundo.

Vuelve cada día a tu espacio pequeño del corazón y continúa explorando. Sabrás quién eres en realidad y porqué estás en la Tierra.

Si estás enfermo, di dentro de este lugar: «YO SOY la salud perfecta» para que se transmute. El proceso es el siguiente:

  • Primero pones la atención a la parte del cuerpo que quieres sanar. 
  • Intención de transformar la enfermedad en salud.
  • Mente: La energía vital que todos tenemos, llamada Chi o Prana o Partículas Adamantinas, sigue a la fusión Conciencia-Mente, produciendo luz sanadora que visualizo en el lugar en el que queremos actuar.
  • Sentimiento: Sentimos la gran alegría de la transformación.
  • Cuerpo físico: responde con sensaciones corporales.
  • Finalmente decimos: «Todo está bien en mi cuerpo. Ya está, ya está, ya está (decirlo con convicción)». Y el milagro ocurre.

Beneficios de esta Meditación

Disfrutamos de una vida mejor, refuerza la resiliencia de forma que podrás recuperarte mejor de cualquier situación frustrante y te sentirás en paz.

Más información en:Vivir en el Corazón de Drunvalo Melchizedek, Viajes al Corazón de D. Melchizedek y Daniel Mitel y Despierta!!! Busca la Verdad. Este último puedes descargarlo gratuitamente en formato digital desde aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.