En el último posMensaje de Esperanza para la Fibromialgia y sfc , en el apartado Medicina holística o integrativa, te mostré 3 aspectos para la sanación. Hoy te expongo  la primera herramienta de curación: Técnicas de respiración con visualización. En el próximo post te explicaré las Técnicas de relajación que más me han ayudado.

Respiración

En el momento de nacer y durante la infancia hacemos una respiración entera, implicando el abdomen. A causa de la educación represiva de nuestra sociedad, el diafragma se tensa de una manera inconsciente y ya no hacemos la respiración completa; solamente una parte, y cada vez más limitada.

No solamente inhalamos poco oxígeno, sino que no exhalamos todo el anhídrido carbónico y esto nos intoxica. Con este déficit de oxígeno a escala celular, el sistema nervioso se ve afectado, porque, al respirar por debajo de los mínimos, él también trabaja a ámbito hormonal de una manera mínima. Se llega, en algunos casos, a deficiencias de la serotonina y de las endorfinas, siendo esto causa del malestar y de tensión. Es  común un nivel bajo de serotonina en las personas enfermas.

Muchas tensiones internas las podemos eliminar a través de la respiración. Después de un estado de agitación es bueno respirar  conscientemente.

Técnicas de respiración con visualización. Descripción de diversos métodos para eliminar tensiones

Aconsejo como mínimo siete respiraciones completas, cerrando los ojos y poniendo siempre una mano sobre el abdomen.

Expongo 11 técnicas para que escojamos la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

  1. Inhalamos el aire que entra por la nariz e imaginamos que en él hay la energía de la vida que penetra en nuestro interior corriendo por nuestro aparato circulatorio, vigorizando y relajando cada parte de nuestro cuerpo, para luego volverlo a exhalar por la nariz  lentamente lleno de impurezas y de todas las tensiones acumuladas.

  2. Para las personas afectadas de contracturas musculares va bien visualizar esta otra técnica en que, en cada inhalación, toda la  musculatura del cuerpo se dilata formando un globo que se hincha, para deshincharse lentamente en la exhalación.

  3. Visualizaremos y pondremos en acción la atención, la imaginación y la voluntad. Todo ello será dirigido por nuestra conciencia. Hacemos siete respiraciones completas y, seguidamente, imaginamos que estamos en medio de un prado y en él hay un globo con una cesta atada con gruesas cuerdas al suelo. Vamos hacia el globo y vamos llenando la cesta con todos nuestros síntomas, nuestras  tensiones, nuestros miedos…todo lo que nos hace sufrir y, cuando la cesta está completamente llena, soltamos las cuerdas. El globo  empieza a subir, miramos cómo se aleja hacia arriba hasta que sólo es un punto en el cielo. Hacemos una respiración completa y nos damos cuenta que el miedo, las tensiones, todos nuestros problemas se han ido con él. Volvemos a respirar y sentimos que hemos  cambiado dolor y sufrimiento por confianza y bienestar.

  4. Cerramos los ojos e imaginamos que tenemos una vela encendida delante de nosotros, nos centramos en ella mientras inhalamos y  exhalamos y tratamos de apartar todo pensamiento. Al inhalar, imaginamos que la llama se inclina hacia nosotros, cuanto más  profunda es la inhalación, más se inclina. Al exhalar lentamente, la llama se aleja.

  5. Imaginamos que estamos tumbados en una cálida playa, en una isla en medio del océano. Escuchamos el murmullo de las olas en la orilla. Haremos siete respiraciones completas, tratando de acompasar la inhalación al tiempo que la ola llega a la playa y la exhalación  cuando el agua se retira lentamente. Nuestra respiración será relajada y tranquila.

  6. Imaginamos como un aire fresco y renovado de color violeta nos llena los pulmones y todo nuestro cuerpo en cada inhalación.  Imaginamos que en cada exhalación vamos vaciando un aire caliente, sucio y lleno de tensión. Cuando hayamos expulsado todo este  aire viciado, hacemos la séptima respiración completa sintiendo el bienestar de la luz violeta que se ha depositado en nosotros.

  7. Esta técnica es específica para liberar las tensiones producidas por cualquier tipo de agitación súbita. Por ejemplo, por discusión,  insulto, acoso, pelea, riña, presión, agobio, provocación, represión interna o cualquier otra alteración psicológica. En posición vertical y mientras inhalamos, subimos los brazos por delante del cuerpo, al máximo. Cuando exhalamos, abrimos los brazos hacia los laterales  para descender y llegar a la posición inicial. La practicamos también siete veces.

  8. Visualizamos como en cada inhalación la luz solar penetra en nuestro cuerpo hasta alcanzar nuestros órganos internos, para darles  energía. Y, en cada exhalación, expulsamos las tensiones, el dolor y la fatiga.

  9. Inhalamos la energía solar, y la llevamos a todos nuestros vehículos. Y exhalamos la energía perversa de todos ellos.

  10. Respiración para eliminar los puntos de dolor: Cierro los ojos y visualizo mi cuerpo. Marco en rojo los puntos de dolor y tensión; y en cada inspiración entra en mi cuerpo aire azul limpio y relajante; y en cada exhalación expulso aire rojo lleno de tensión y dolor; en la  séptima respiración, la tensión y el dolor se disuelven. Después de la séptima respiración, siento la relajación y el bienestar.

  11. Visualizamos en cada inhalación un aire verde que potencia nuestro sistema inmunológico. Y en cada exhalación expulsamos un aire  oscuro, lleno de los tóxicos que han interferido en la bajada de nuestro sistema inmunitario.

 

Sigue leyendo y amplía información con la lectura del libro Método Mestre autogestión y superación de enfermedades crónicas, que puedes descargar gratuitamente desde aquí.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.