Después de las terapias descritas en los dos posts anteriores, y siguiendo mi proceso de superación, el médico acupuntor que me trataba me dejó el libro: “El Zen Macrobiótico” de G. Ohsawa.

George Ohsawa fue un filósofo japonés fundador del sistema del “Principio Único“.  Afirmó que toda enfermedad se podía curar con la alimentación, comprendiendo el equilibrio yin-yang.

Al ojear este libro me vino a la mente Hipócrates.

Hipócrates fue médico en la Antigua Grecia, considerado universalmente como padre de la medicina. Recomendaba, principalmente, cereales integrales como la cebada, el trigo, entre otros. Del mismo modo, enseñaba que una alimentación adecuada es el fundamento de la salud física y mental. A él se le atribuye la frase “que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”.

Asimismo, me vino a la memoria que en mi familia había 3 casos con distintas patologías (nefrosis, celiaquía, alergias) que habían sido resueltas mediante el cambio de alimentación. Lo podéis leer en mi libro Hablemos de Fibromialgia, yo la he ganado, tú también puedes.

Después de estas reflexiones, leí el libro de Ohsawa con gran avidez. Y al finalizarlo busqué una escuela macrobiótica para aprender a preparar los alimentos adecuados. A los 7 meses los médicos me dijeron que estaba asintomática, que para mí significaba estar “curada”. Hace ya 16 años.

A los interesados en la Macrobiótica, les obsequio con la descarga gratuita de El Zen Macrobiótico. Para acceder al libro, clica aquí.

4 comentarios en «El libro “El Zen Macrobiótico”»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *