Pavo relleno para Navidad

 

El clima de estas fechas y las celebraciones invitan a realizar una comida más yang, que nos aporta calor y energía.

Una propuesta macrobiótica para Navidad es el pavo relleno al horno.

 

¿Cómo prepararlo?

Primero necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1 pavo grande orgánico vaciado, lavado y secado con papel absorbente
  • Sal marina
  • Tamari

Ingredientes para el relleno:

  • 2 tazas de arroz integral
  • 4 tazas de agua
  • 1/2 hoja de alga kombu
  • 1 cucharada de postre de sal marina
  • 1/2 taza de cebolla picada
  • 1/2 taza de zanahoria picada
  • 1 cucharada sopera de aceite de sésamo
  • 4 tazas de pan integral de espelta tostado y rallado
  • Jengibre rallado
  • Almendra rallada
  • Pasas de Corinto y piñones tostados

Preparación del pavo:

  1. Frotar el pavo por dentro y por fuera con sal marina.
  2. Pincelar por dentro y por fuera con tamari.
  3. Colocarlo en un recipiente y marinarlo con tamari diluido en agua a partes iguales durante 2 o 3 horas, dándole vueltas para que se marine por todos los lados.

Preparación del relleno:

  1. Lavar el arroz integral y escurrirlo. Tostarlo hasta que esté bien dorado. Agregar el agua, el alga kombu y la sal. Cocinar tapado durante 45 minutos a fuego mínimo, después de que arranque a hervir.
  2. Saltear la cebolla y la zanahoria hasta que la cebolla esté transparente y añadir un poquito de sal.
  3. Mezclar el arroz, las verduras, el pan rallado, el jengibre y los frutos secos.
  4. Rellenar el pavo y coserlo.
  5. Lo introduciremos en el horno a 100ºC durante 10-14 horas según el tamaño del pavo.
  6. Pondremos un poquito de tamari diluido del marinado en la base del recipiente y lo taparemos.
  7. Se deja enfriar ligeramente antes de cortar para servir.

Una variante del pavo navideño sería rellenarlo solo con frutos secos y con verduras como: coles de bruselas, cebollas pequeñas enteras, ajos enteros macerados (opcionales) y rabanitos enteros, todos ellos previamente salteados. Otra opción sería rellenarlo de arroz y verduras. ¡Y obtendremos un plato completo!

 

¡Buen provecho!

 

Si quieres aprender más recetas, te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud.

¡Tarta Tatin!

La semana pasada descubrimos los nocivos efectos del azúcar sobre nuestra salud (puedes leer el post ¿Sabes qué hace el azúcar en tu salud? desde aquí) , y proponíamos la stevia, el amazake y la melaza de arroz como sustitutos saludables. Esta semana vamos un paso más allá y te invito a preparar una Tarta Tatin saludable y sin azúcar para que estas fiestas la salud no esté reñida con el placer 😉

¡Buen provecho!

Tarta Tatin

Esta receta es para 10 personas.
Ingredientes para la masa:

  • 2 tazas de harina integral de espelta
  • Un pellizco de sal
  • 2 cucharadas soperas de semillas de sésamo sin tostar
  • 2 cucharadas soperas de almendra pelada rallada
  • 1 cucharada sopera de semillas de anís
  • Una pizca de canela en polvo
  • 1/4 de taza de aceite de sésamo
  • 1 taza de agua

Ingredientes para poner sobre la masa:

  • 2 Kg de manzanas
  • 10 ciruelas pasas troceadas o un puñado de arándanos rojos
  • Un poquito de sal
  • Un poquito de canela en polvo

Preparación para la masa:

  1. Se amasan todos los ingredientes y al final se añade el agua, más o
    menos según veamos la consistencia.
  2. Untamos una bandeja para ir al horno con un poco de aceite de sésamo.
  3. Extendemos la masa sobre la bandeja y sobre sus laterales

Preparación para el relleno:

  1. Pelaremos las manzanas y las cortaremos en trozos de 1/8 parte y
    sacaremos sus semillas.
  2. Encima de la masa colocaremos los trozos de manzana de una forma
    ordenada y bastante apretadas. Y por encima pondremos los trocitos de
    ciruela o los arándanos, y añadiremos sobre los dos ingredientes un poquito de canela en polvo.
  3. Si deseamos darle más brillo a la tarta, podemos pincelarla con melaza de arroz.
  4. La meteremos en el horno durante una hora y media aproximadamente
    a 100ºC y transcurrido el tiempo la doraremos encendiendo unos
    minutos el grill.

¿Sabes qué hace el azúcar en tu salud?

¿El azúcar es una droga? Sí, el azúcar crea adicción. Es un psicoadictivo legal y es un adictivo tóxico.

Actualmente se ha triplicado el consumo de azúcar y su adicción es similar a la del alcohol y el tabaco. En definitiva, es un anti-alimento y es la droga más dura que existe, nos produce una energía expansiva (yin) que nos desequilibra y nos deteriora el hígado, el bazo-páncreas, el estómago y el riñón. Además, nos afecta el sistema nervioso, que se evidencia en la hiperactividad de los niños cuando lo consumen.

El consumo de azúcares refinados y grasas saturadas-trans hace que la irritabilidad aumente.
No se digiere, va directamente a la sangre, causando una serie de alteraciones físicas y mentales en el consumidor. Hace subir el nivel de glucosa en la sangre, así el páncreas es obligado a producir una cantidad extra de insulina, que es enviada a la sangre, produciendo una bajada del nivel de glucosa. Esto, a su vez, produce en el cuerpo la necesidad de ingerir más azúcar, y el páncreas entra en confusión. Hoy existen millones de diabéticos en el mundo, y solo en Estados Unidos mueren más de trescientos mil al año. La diabetes es la consecuencia de la sobredosis de azúcar e hidratos de carbono refinados.

El azúcar blanco refinado es sacarosa sintetizada de forma artificial sin ningún componente nutricional. No nos aporta nada, y además nos roba minerales y vitaminas, principalmente del grupo B.  Es culpable de la acidez, produce hipertensión, genera desequilibrio, moco – humedad – hongos como las cándidas. Es culpable de la hiperactividad. Está relacionado con la depresión, la delincuencia y el suicidio. Genera problemas digestivos, metabólicos, roba las vitaminas, los minerales alcalinos, transforma las funciones psicológicas, disminuye las defensas, acidifica la sangre y todo el organismo; genera migrañas, osteoporosis, caries, obesidad, etc.
Produce irritación, sube el nivel de glucosa en sangre, hace trabajar al páncreas, genera hipoglucemia reactiva, y reduce los oligoelementos (la vitamina B1 y el Zinc ayudan a compensar). El azúcar genera problemas cardíacos y circulatorios, hepáticos, renales, entre muchos otros.

A los 45 minutos de haber consumido azúcar, divagamos, no atendemos.

Pero los efectos del azúcar sobre nuestra salud van mucho más allá, pudiendo ser más graves de lo que imaginamos. Los tumores se desarrollan mediante el aporte de azúcar en el riego sanguíneo. Si comemos muchos “snacks” azucarados, cargados de carbohidratos simples, alimentamos el desarrollo del cáncer. Por esto, una de las estrategias para seguir una dieta anticáncer es llevar una dieta sin azúcar, sin carbohidratos simples, como el pan blanco, pasta blanca, arroz blanco y otros productos blancos, también sin edulcorantes, sin refrescos industriales. Además de evitar el cáncer, también nos libraremos de la obesidad y de la diabetes tipo II.

El alimento del cáncer es el azúcar, como se aprecia en el reciente artículo publicado en El País «El azúcar alimento el cáncer«.

Diabetes e hipoglucemia

Como exponíamos, el azúcar está directamente relacionado con dos enfermedades muy conocidas, la diabetes y la hipoglucemia.

Las personas hipoglucémicas padecen un shock de insulina crónico y son etiquetadas como nerviosas, hipocondríacas, psicóticas, excéntricas, perezosas…Los síntomas físicos son: anomalías del ritmo cardíaco, fatiga, insomnio, dolor de cabeza, alergias, dolor en el pecho, problemas digestivos, rampas en las extremidades…A menudo una sensación de hambre extremo. Los síntomas mentales son depresión, ansiedad, fobias, irritabilidad…

La bajada de glucosa en la sangre incide rápidamente en el cerebro porque es una importante fuente de energía y un nutriente para él.

Azúcar y cáncer

En el cáncer: No Azúcar + No Alcohol.

El cáncer sobrevive con glucosa, la glucosa vive en un ambiente ácido. Vemos que el consumo de azúcar lleva al ser humano a padecer un desorden del metabolismo, del estrés nutricional y una serie de enfermedades, extendidas por todo el mundo. Entre ellas destacamos: caries dentales, obesidad, agresividad, delincuencia juvenil, hiperactividad en los niños, deterioro de las neuronas en la hipoglucemia, alcoholismo, úlceras de estómago, deficiencias vitamínicas y minerales, y cáncer entre otras. Son todas, enfermedades que afligen a la humanidad tanto física como mentalmente, pero con una alimentación y estilo de vida adecuado se puede evitar o sanar.

En el desayuno de los niños, evitar el azúcar o el dulce, porque hace subir la insulina, y por tanto la glucemia, en un momento en el que necesita estar concentrado en el colegio.
La carencia de Vitamina C y Zinc son causa de depresión y el azúcar también es causante de depresión.

El cáncer se alimenta del azúcar. Cuando consumimos azúcar el sistema inmunitario se debilita durante 6 horas, lo que nos hace más vulnerables a los patógenos.

El gran consumo de azúcar es la principal causa de la mayoría de enfermedades crónicas y degenerativas como Diabetes, Alzheimer, Candidiasis, Eccema, Cáncer, etc.

¿Cómo substituir el azúcar?

El sabor dulce es uno de los más apetecibles y no es necesario renunciar a él. Existen opciones saludables como la melaza de arroz, el amazake y en especial la stevia.

El mejor sustituto del azúcar es la stevia porque es alcalina, tiene proteínas, fibra, hierro, fósforo, calcio, potasio y zinc, rutina, vitamina A y C. Estimula el páncreas, es cardiotónica, regula la hipertensión, es diurética, ayuda a controlar la ansiedad por la comida en personas obesas. Evita las caries y el estreñimiento.

 

Ahora que se acercan las fiestas navideñas es importante tener en cuenta el alcance que puede llegar tener el consumo de este anti-alimento. Por eso, te animo a conocer la alimentación que te ayudará a recuperar la salud y no siempre un dulce está elaborado con azúcar. Te gustará: Recetas Macrobióticas para la Salud.

 

Brócoli al horno con bechamel vegana

El brócoli, según muchos estudios contrastados, es el vegetal más anticancerígeno. Tiene una gran capacidad antioxidante y estimula las enzimas del hígado, neutralizando el potencial canceroso de las toxinas. Como curiosidad, el Instituto de Investigación Alimentaria de Gran Bretaña, reveló que el brócoli contiene compuestos anticancerígenos que estimulan a las células cancerosas a «suicidarse», debido a su potente efecto depurador de los tejidos de la sangre.

Las verduras crucíferas, y el brócoli es una de ellas, se recomienda cocinarlas al vapor con una cocción breve para maximizar sus fitoquímicos (nutrientes con una acción importante sobre el sistema inmunitario, endocrino y para prevenir y curar el cáncer).

El consumo regular de brócoli reduce en gran medida la toxicidad general del organismo y se elimina la posibilidad de que el organismo cree células cancerosas.

Como hemos visto, el brócoli es un vegetal a tener muy en cuenta en nuestra dieta habitual y os propongo una forma deliciosa de prepararlo‍👩‍🍳

Ingredientes:

  • 1 brócoli
  • Una pizca de sal marina
  • Aceite de sésamo
  • 2 o 3 cucharadas de gomasio

Ingredientes par la salsa bechamel:

  • 2 vasos de leche de avena
  • 1 cucharada sopera de miso blanco
  • 1 cucharada de Tahín
  • 2 cucharadas de kuzu

Preparación del brócoli:

  1. Antes de comenzar a cocer el brócoli conviene pelar un poco el tronco.
  2. Coceremos el brócoli entero con el tallo hacia abajo en una cazuela con 2 dedos de agua y una pizca de sal. El tallo hervirá pero el resto del brócoli se cocinará al vapor con la cazuela tapada.
  3. Una vez cocido «al dente» retiramos el brócoli de la cazuela y cortamos el tronco a rodajas y el resto lo cortaremos a florecillas con sus tallos.
  4. Introducimos el tronco y las flores ya cortados en una bandeja para el horno.
  5. Añadimos la bechamel y espolvoreamos por encima gomasio.
  6. Introducimos la bandeja en el horno para gratinar hasta que se dore. Y ¡ya estará listo!

¿Cómo preparamos la bechamel?

  1. En medio vaso de leche de avena diluimos el Kuzu. El resto de bebida la ponemos a hervir y, justo en el punto de hervor agregamos el kuzu diluido. Removemos un rato a fuego muy bajo hasta que veamos que vuelve a hervir y adquiere espesor.
  2. Añadimos el miso blanco o shiro miso y la cucharada de tahín. Removemos o trituramos en la batidora.

¡¡Buen provecho!!

Si te ha gustado esta receta y quieres aprender más, te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud.

Balneario en casa para la fibromialgia, cáncer,…

La Talasoterapia puede ser un tratamiento de elevado coste si lo realizamos en un balneario, pero podemos adaptar sus beneficios a nuestro baño.

Ante todo, esta terapia nos ayuda a eliminar la acidosis, por lo que resulta muy beneficiosa en personas que padecen fibromialgia, cáncer y otras muchas afecciones.

¿Cómo convertimos nuestro baño en un pequeño balneario de talasoterapia adaptado?

La talasoterapia consiste en bañarse en lo más parecido al mar, por lo que llenaremos media bañera con agua caliente y echaremos 2kg de sal marina completa. El agua caliente nos abre los poros y por ósmosis, a través de la piel, nuestros ácidos pasarán al agua de la bañera. Es por tanto una manera práctica y agradable de elminar tóxicos y alcalinizarnos. Podemos permanecer en la bañera hasta que el agua se enfríe (aproximadamente 20 minutos).

Como ves, es sencillo, relajante y sobre todo un gran modo de contribuir a mantener y mejorar nuestra salud integral.

 

Descubre y conoce más terapias en Alimentación, energía vital en el Cáncer.

Calabaza al horno rellena

La temporada de calabaza comienza ahora y es tiempo de prepararla y saborearla. La calabaza es un vegetal muy versátil, que combina tanto con cereales como con legumbres y podemos cocinarlo de múltiples maneras.

En cuanto a sus propiedades, la calabaza, por su alto contenido en fibra, es muy aconsejable en casos de obesidad y estreñimiento y para eliminar retención de líquidos. Muy rica en carotenos, que son antioxidantes, se transforman en vitamina A (esencial para la visión), C y E. Contiene minerales, especialmente calcio, potasio y magnesio.

Según algunos estudios la calabaza es la verdura más indicada para la diabetes, ya que regenera las células pancreáticas dañadas y aumenta los niveles de insulina en sangre.

 

¿Qué ingredientes necesitas para preparar la calabaza al horno rellena? (Para 2-3 personas)

  • 1 calabaza pequeña
  • 3 cebollas grandes cortadas a medias lunas finas
  • 2 zanahorias cortadas en rodajas finas
  • 2 hojas de col rizada cortada fina
  • 1 cucharada sopera de aceite de sésamo
  • Una pizca de sal marina
  • 1 taza de crema de avena
  • 1 cucharada de arroz integral o de mijo cocido por persona

¿Cómo lo preparamos?

  1. Introducir la calabaza en el horno a 100ºC. Previamente la habremos cortado por la mitad, vaciado de semillas y le habremos puesto una pizca de aceite y sal.
  2. Poner aceite en una cazuela y saltear como nituké la cebolla, la col y la zanahoria.
  3. Cuando la calabaza esté casi cocida la rellenaremos con la verduras, 1 cucharada de arroz integral o de mijo cocido por persona y la volvemos a introducir en el horno.
  4. Una vez que la calabaza esté blanda, la regamos con la crema de avena.
  5. La dejamos un par de minutos más en el horno y ya podemos servirla.

¡¡Qué la disfrutéis!!

 

Aprende más recetas macrobióticas en el libro Recetas Macrobióticas para la Salud.

Arroz integral con setas shiitake y maitake

Con la llegada del otoño y las temperaturas más frescas conviene hacer pequeños cambios en las preparaciones de nuestra alimentación para adaptar los menús al clima de la estación. La receta que propongo en esta ocasión contiene alimentos-medicamentos como el arroz integral y las setas shiitake y maitake. Estas setas, utilizadas en Oriente por su sabor y propiedades, son inmuno-estimulantes por su contenido en beta-glucanos y tienen una potente acción anticancerígena.

¡Vamos allá!

¿Qué ingredientes necesitamos para preparar el arroz con shiitake y maitake?

  • 1 taza de arroz integral
  • 2 cucharadas soperas de alga dulse lavada
  • 2 cebollas rojas medianas
  • 1 seta shiitake deshidratada por persona
  • 5 gr. de seta maitake deshidratada por persona
  • 1 trocito de alga kombu para la cocción del arroz integral
  • Una pizca de sal marina para la cocción del arroz integral
  • 1 cucharada sopera de tamari
  • 2 cucharadas soperas de aceite de sésamo
  • 2 cucharaditas rasas de cúrcuma en polvo hervida 10 minutos con un poquito de agua
  • 2 cucharadas soperas de gomasio

 

¿Cómo se prepara?

  1. Poner las 2 setas en remojo 2 horas antes de la preparación. Eliminar los troncos duros de la shiitake.
  2. Guardar para la cocción el agua de remojo colada por sus propiedades antiinflamatorias.
  3. Cocemos el arroz integral en 2 tazas de agua hirviendo, con el alga kombu y una pizca de sal durante 45 minutos.
  4. Cortamos las cebollas a medias lunas muy finas.
  5. Ponemos una cazuela al fuego y cuando el aceite esté caliente echamos la cebolla y removemos hasta que esté transparente. A continuación echamos el tamari, bajamos el fuego al mínimo y tapamos. Si es necesario, para que no se pegue, añadimos un poquito de agua. Esperamos 15 minutos y añadimos las setas cortadas a láminas finas junto con el agua de remojo colada. Subimos el fuego hasta que hierva nuevamente y bajamos el fuego, dejando la cocción 20 minutos más. Si es necesario añadimos un poco más de agua.
  6. Cuando falten 5 minutos añadimos la cúrcuma cocida, el alga dulse y removemos.
  7. Transcurrido el tiempo, añadimos el arroz integral y removemos hasta que esté caliente.
  8. Servimos espolvoreando el gomasio.

¡Buen provecho!

 

Si quieres aprender más recetas, te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud.

¿Por qué cura el arroz integral?

Campo de arroz

El cáncer es una gran toxemia generalizada 

El arroz integral nos depura mediante su fibra. Una parte de ella es celulosa, que no se puede digerir y se expulsa en las heces, arrastrando productos de deshecho del intestino.

 

El cáncer se acompaña de falta de energía vital

Energía física: el arroz integral es una fuente de energía muy valiosa gracias a sus hidratos de carbono. Además es una energía estable sin altibajos. Contiene vitamina B6 que también aporta energía (0,3 mg en 1 taza de arroz integral cocido).

Energía mental: contiene casi el doble de fósforo que el arroz blanco.

 

El cáncer se desarrolla cuando hay colesterol

El arroz integral, mediante sus fitoesteroles bloquea la acción del colesterol.

 

El cáncer es una enfermedad ácida (Yin)

El arroz integral está en el centro de la clasificación de los alimentos. Es el cereal más equilibrado yin-yang.

 

En el cáncer hay una deficiencia de selenio y magnesio

El arroz integral contiene selenio, mineral antioxidante y anticáncer.

El arroz integral tiene niveles altos de magnesio, mineral anticáncer (110mg en 100gr).

 

Además:

El arroz integral contiene potentes fitoquímicos:

  • Folatos que ayudan a evitar el cáncer y las cardiopatías.
  • Orizanol. El orizanol es la mezcla de diferentes formas de ácido felúrico y de los fitoquímicos terpeno. El orizanol evita la conversión de los compuestos de nitrógeno en nitrosaminas, que son causa de cáncer.
  • Polisacáridos: arabinogalactanos y arabinoxilanos que destruyen las células cancerosas.

El arroz integral, además de ser anticancerígeno, se usa para todas las enfermedades (fibromialgia, fatiga crónica, problemas cardio-vasculares, colon irritable, etc) porque fortalece el bazo-páncreas; calma el estómago; elimina las toxinas; es energético e hipoalergénico. Sus vitaminas B son beneficiosas para el sistema nervioso, es antidepresivo. Se utiliza para la diarrea, náuseas, diabetes,…

 

Preparación del arroz integral redondo:

  • Lavar el arroz con agua fría y tostarlo en una cazuela, removiendo hasta que esté dorado. Esto se hace para yanguizar el cereal.
  • Hervirlo: 1 medida de arroz por 2 o 3 medidas de agua y con un poco de sal marina sin refinar. Una vez que ha empezado a hervir, dejarlo a fuego muy bajo, mejor con un difusor, durante más de una hora. Si se usa una olla a presión, conviene poner un poco menos de agua y dejarlo hervir sólo durante 25 minutos.
  • Apagar el fuego y dejarlo en reposo de 10 a 20 minutos.
  • Servir y espolvorear con gomasio. Podemos sustituir de vez en cuando el gomasio por los siguientes productos: tamari, miso, un trocito de ciruela umeboshi o pasta de umeboshi, y tekka.

Es importante masticar el arroz integral muchas veces a fin de que se convierta en una «papilla» casi líquida para que se absorban todos sus nutrientes con mayor facilidad.

 

Si quieres saber más, te gustará Alimentación, energía vital en el Cáncer.

Los plásticos en las bolsas de té

El es una bebida muy saludable y con muchas propiedades sobre nuestra salud, pero actualmente las bolsas de té y de otras muchas infusiones están hechas de plástico: nylon, termoplástico, PVC o polipropileno.

Al introducir las bolsas en agua caliente, se libera una sustancia llamada bisfenol A, que es un disruptor endocrino. Este tóxico se relaciona también con la obesidad, la infertilidad y problemas neurológicos.

Las infusiones en bolsa de papel tampoco son recomendables, ya que están tratadas con epiclorhidrina, una sustancia que produce, con el contacto del agua caliente, el 3-MCPD, un carcinógeno que además genera infertilidad y baja las defensas del organismo.

Por todo ello, recomiendo tomar té orgánico y a granel. Sugiero llevar en el bolso un pequeño colador fino y abrir la bolsa o pirámide de té, verter e infusionar el contenido en el agua y colar para tomarlo sin los tóxicos nombrados de la bolsita. También podemos beber agua de botella de cristal y en el caso de los bebés, es preferible usar nuevamente biberones de cristal.

Más información sobre los plásticos y otros tóxicos en el libro Alimentación, energía vital en el Cáncer.

Cocinamos pan dulce Ohsawa

Si alguien está triste porque se acabaron las vacaciones, le animo a preparar el dulce sano del pan Ohsawa y ¡se animará!

Esta receta está indicada para personas que no tengan intolerancia al gluten, ya que la avena contiene gluten.

Ingredientes para su preparación:

  • 3 vasos de copos de avena
  • 3 vasos de zumo de manzana hecho en casa
  • Compota de 6 manzanas hecha en casa
  • 1/2 vaso de pasas de Corinto
  • Una pizca de canela en polvo
  • La ralladura de la piel de medio limón

¿Cómo lo preparamos?

  1. Mezclamos los copos con el zumo de manzana y las pasas y dejamos reposar durante 2 horas.
  2. Transcurrido el tiempo, mezclamos la compota, la canela y la ralladura de limón y lo incorporamos a la primera mezcla.
  3. En un molde de horno colocamos un trozo de papel vegetal de horno, extendemos la masa y bajamos la temperatura a 100ºC. Cuando esté tostado por fuera, muy tierno por dentro y con una consistencia suficiente para que se pueda cortar, ya estará el pan listo.

 

¡Buen provecho!

 

¿Quieres aprender a preparar más recetas? Te gustará Recetas Macrobióticas para la Salud.