En el post anterior hablamos de la necesidad de los ayunos para desintoxicar las células y, como consecuencia, nuestros átomos.  Si el átomo está en buena condición, el electrón gira más rápido y mas alto llegando a otras ondas y frecuencias más elevadas. Como resultado, tenemos más armonía, control y ausencia de miedo.

Otros beneficios:

El Dr. Ángel Durantez, especialista en medicina antiaging nos dice: «El ayuno disminuye el colesterol, los triglicéridos, la tensión arterial, modula la respuesta insulínica, disminuye la hemoglucosa, mejora el síndrome metabólico,…». «El organismo activa nuevas rutas metabólicas asociadas a la regeneración y al catabolismo».  Otros estudios sobre los beneficios del ayuno apuntan a que se produce un aumento de la memoria y de la capacidad para concentrarse, así como un aumento de energía.

¿Cuál es la causa de tantos beneficios?

Ayunar estimula la autofagia. La autofagia es un sistema de limpieza celular en el que las células destruyen sus propios desechos. Existen diversos estudios:

El científico belga Christian de Duve recibió el premio Nobel de medicina en  1974 por el descubrimiento de que, con la autofagia, nos liberamos de las acumulaciones de proteinas viejas y mal formadas que originan patologías como el cáncer y el Alzheimer. Define el Alzheimer como la acumulación de proteínas seniles o placas amiloides que perjudican el sistema cerebral.

El científico japonés Yoshinori Ohsumi ganó otro premio Nobel de medicina en el año 2016 por su investigación sobre la autofagia y sobre el proceso natural de regeneración celular -al aumentar el óxido nítrico-.

Más beneficios

El ayuno disminuye la insulina, aumentando el glucagón. El glucagón da el impulso para producir la autofagia. Por tanto, el ayuno previene la Diabetes Tipo II.

También estimula las hormonas del crecimiento, que impulsan a nuestro organismo a crear nuevas células.

¿Cuándo empieza la autofagia?

A medida que avanzan las horas sin comer, se van incrementando los beneficios. A partir de las 16 horas sin comer comienza la lipólisis (la oxidación de ácidos grasos triglicéridos y colesterol).

A partir de las 20-22horas se producen células madre y también óxido nítrico, que ayuda a los órganos a renovar sus células viejas dañadas (el resto de células descansan) y la energía solo es usada para depurar el organismo. Se eliminan toxinas, proteínas mal plegadas (originan Alzheimer, Diabetes Tipo 2, Parkinson, Espondilitis Anquilosante,…), mediadores de la inflamación (citoquinas, histamina,…) y se limpia la matriz extracelular. Entre otros beneficios la autofagia también mejora el sistema inmunológico. Las células madre producen nuevos glóbulos blancos (linfocitos).

¿Cómo comenzamos el ayuno?

Podemos empezar con el ayuno corto, que consiste en no cenar o no desayunar. Se puede practicar a días alternos o bien cada día.

El ayuno de 1 día: Con el ayuno de 1 día se obtiene la energía de las reservas de los hidratos de carbono almacenadas en forma de glucógeno en el hígado y los músculos.

Con el ayuno de más de 1 día, después de las 24 horas, se obtiene la energía de la vida a partir de las grasas.

Beneficios del ayuno intermitente:

  • Aumento de las neurotrofinas (proteínas que favorecen la supervivencia de las neuronas)
  • Eliminación de la resistencia a la insulina
  • Disminuye la insulina en sangre y sus complicaciones como: diabetes, accidentes vasculares, ovarios poliquísticos,…
  • Mejoría de la Diabetes Tipo 2
  • Disminución de la GHRELINA (hormona del hambre)
  • Aumenta la leptina, que nos da saciedad
  • Aumenta la longevidad en un 15%. Aproximadamente 12 años
  • Elimina el comer de forma compulsiva y la ansiedad
  • Desinflama y desintoxica, ya que la grasa es muy inflamatoria y es un almacén de tóxicos
  • Aumento de energía vital
  • Normalización de los parámetros de las analíticas

¿Cómo empezar el ayuno intermitente sin sufrimiento?

  • Empezar en días alternos con ayuno de 14 a 16h.
  • Hidratándose con agua destilada no industrial y mineralizada. Esta agua sería la ideal, pero puede ser otra lo más limpia posible.
  • Beber té como precursor de GABA, que afecta los niveles de serotonina y dopamina.
  • Tomar sales de magnesio y potasio para almacenar glucógeno en el hígado. El glucógeno nos da las reservas necearias de glucosa para 22-24 horas.

Posibles efectos secundarios

  • Dolor de cabeza
  • Molestias digestivas porque se regeneran las vellosidades intestinales, otro beneficio.
  • Frío, disminución de la temperatura corporal
  • Insomnio, por el estado de alerta que produce el ayuno
  • Deshidratación si no se bebe suficiente. Tampoco hemos de beber en exceso si no queremos dañar a los riñones.
  • Para evitar la cetosis, los días de «no ayuno» se recomienda una ingesta diaria de carbohidratos entre 20-60gr.

¿Y si nuestra alimentación es la Macrobiótica?

En la alimentación macrobiótica no se recomiendan los ayunos porque las personas que la practican no están tóxicas y  tienen porcentajes de grasa corporal bajos y por tanto no hay reservas.

Si nos alimentamos desde hace tiempo según los principios de G.Ohsawa, fundador de la macrobiótica, nuestras células no estarán tóxicas y nuestros análisis siempre estarán correctos.

La alimentación macrobiótica nos lleva al rejuvenecimiento y la longevidad, y es: Ecológica, antiinflamatoria, antioxidante, energética, desestresante, alcalinizante, favorecedora del tránsito intestinal y desintoxicante.

El arroz integral, desde hace siglos, se le conoce como alimento desintoxicante (ver régimen nº7 de G. Ohsawa). Otros alimentos macrobióticos muy desintoxicantes son: las algas, el miso, la ciruela umeboshi, la seta shiitake, el nabo daikon,…

La macrobiótica aconseja cenar pronto, unas 3 horas antes de acostarse. De esta forma haremos un ayuno diario de entre 14-15 horas aproximadamente. Con esta práctica descansaremos bien y nos despertaremos con vitalidad y buen apetito.

La macrobiótica nos dirige hacia la espiritualidad a través de la transformación física, energética, emocional y mental. También al desarrollo de la voluntad y la intuición, elementos fundamentales y necesarios para la expansión de la Conciencia.

 

3 respuestas a “El ayuno: preparación para el nuevo paradigma”

  • gracias por su informacion doña Angels,voy por buen camino esperando cada dia todo mis sensaciona alcanzando todo y traspasando todo estoy infinitamente agradecida es realmente emocionante tener la macrobiotica en mis manos ❤

      • Metodo Martha seria exelente tanta experiencia que tengo en mi misma de todos estos años, con quien contacto para hacerlo, tengo yo su libro, lo miro todo, pero como en donde con quien seria muy bueno publicar mi experiencia,totalmente agradecida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *