Isis es un fractal de madre cósmica o del divino femenino que vino de Sirio a hacer su trabajo de sacerdotisa, entre otras misiones. El vórtice donde ella trabajaba es donde está hoy la torre Eiffel en París, y este vórtice era uno de sus templos. París significa «para Isis», por eso la torre Eiffel con su forma es una antena u obelisco, porque exactamente arriba hay un portal que comunica con el sistema estelar de Sirio. Así, en este lugar, había un templo de la sacerdotisa Isis de Sirio y por allí hacían entrar las almas en aquel templo. Esto significa que la torre Eiffel fue un templo muy importante con salas para encarnar, con bajada de almas y salas de parto.

Hoy todas las semillas estelares femeninas son sacerdotisas.

Historia anterior a las sacerdotisas. Situación en el tiempo

Hace 480.000 años el planeta Nibirú quedó destruido en toda su superfície a consecuencia de toda la guerra de Orión. Muchos de sus habitantes se refugiaron dentro del planeta y los restantes se les permitió venir a vivir al planeta Tierra como ayuda mientras reparaban la atmósfera de su planeta y decidieron reconstruirlo con el oro de la Tierra.

El oro es la materialiación de los fotones solares y como nuestro planeta es solar, había infinita producción. Por tanto, la Conferderación les dio el permiso para que los extrajeran. Esto duró muchísimos años.

Los genetistas

Los genetistas de Nibirú, Anu y sus hijos Enki y Enlil, junto con muchos más nibiruanos, se instalaron en el planeta Tierra. Enki, ayudado por su familia, desarrolló, 100.000 años atrás de nuestro tiempo, la evolución del Homo sapiens.

En el planeta Tierra se encuentran en aquel momento 2 civilizaciones paralelas, por un lado los nibiruanos y, por otro, los atlantes y lemurianos. En estas 2 civilizaciones se cayó toda la humanidad, debido a que era el tiempo de los 13000 años de la «noche galáctica» o Kali Yuga, en la que los fotones solares no llegan prácticamente a la Tierra porque su ángulo de radiación es muy inclinado y las civilizaciones no pueden desarrollarse adecuadamente a una alta frecuencia.

La civilización atlante se empieza a caer debido a la revelión, entre otros factores. Se va negativizando hasta el hundimiento total. 

Los genetistas nibiruanos

Los genetistas de la familia de Anu crean «portales orgánicos» de formato humano con piel negra para soportar el sol. Estos seres no tenían alma o tenían un alma muy primitiva.

Crearon 100 portales asexuados para que no se distrajeran de su trabajo, que era la extracción del oro. A estos portales se les dio el nombre de «Lulu«, que significaba «raza humana creada en la Tierra». 

Shamuna Shantar o el Sol Central Galáctico

Shamuna es el consejo administrativo de la galaxia.

Shantar, con sus 24 ancianos de días, ordenó al Sistema Estelar de Sirio que todas las almas de los guerreros que desencarnaron en la guerra de Orión, de Lira, Rigel, etc, que volvieran a encarnar. Estas almas son tanto de los guerreros reptiles como de capela y anteriores que habían sido clonados de forma extra para frenar la guerra. El imperio Sirio fue quien pudo frenar, con los felinos, la guerra y se dejaron dormidas miles de almas, incluso también las clonadas como si fueran cuerpos criogénicos.

Fue entonces cuando se ordenó urgentemente la encarnación de estas almas, borrándoles la memoria.

Enki y su equipo

Enki y su equipo empezaron este trabajo de encarnar almas mediante la creación de envases, porque ellos eran genetistas y especialistas por ser de la Orden de Goronadek. El Creador dio punto final a la creación de portales para la minería. Los nibiruanos debían crear 100 millones de seres con almas dormidas que no tenían donde encarnar.

Al mismo tiempo había otro genetista aquí en la Tierra llamado Toranke (comandante, genetista y administrador de la Lemuria), encargado de la civilización de Mu y Lemuria, que creaba razas con ADN micaélico, que es el mismo ADN del Creador o ADN cósmico.

En aquel momento Toranke estaba desarrollando el despertar y la activación del ADN micaélico de los lemurianos, algo similar a lo que los seres humanos estamos haciendo ahora.

Enki pensó, que como envase, ya tenía los «Lulus» como portal orgánico y pidió a Toranke que le diera toda la plantilla del ADN de la genética de los lemurianos. Enki, con esta plantilla del ADN micaélico, creó seres con aparto reproductor y acopló el ADN en los «Lulus» y le salió perfecto. Ahora faltaba acoplar las almas guerreras que habían sido borradas de su memoria y dejaron que se desarrollasen.

Los nibiruanos vivían 3600 años, por esto los humanos que vivían mucho menos los consideraban dioses inmortales. Pasaron 1400 años, pero los «Lulus» morían sin haberse reproducido y morían también sus almas porque no había descendencia, y cada vez iba disminuyendo más la población.

Esta situación se debía a que la unión de los datos de un alma guerrera era incompatible con los datos del ADN espiritual de Toranke.

A partir de esta incompatibilidad se entiende el papel de las sacerdotisas o las diosas sacerdotisas y el sacerdote. A toda esta dificultad se le sumaba el momento de la caída de la Atlántida en la dimensión 3,1 (porque hay 7 planos en cada dimensión. Nosotros, en este momento que vivimos estamos cerrando la dimensión 3,7).

También existía el problema del Karma de los atlantes, que desencarnaban y que iba unido a temas como la magia negra, entre otros. Por eso morían mal, a causa de las guerras de plasma, armamento bélico…, justo antes de la caída.

Si los Lulus que vivían en este momento del hundimiento de la Atlántida se hubiesen reproducido, imantar estas almas bajas de atlantes hubiera fracasado el proyecto.

Enki consiguió para todas las humanas Lulus que, en el momento en el que el gameto y el espermatozoide se juntaran, se abriera un portal en el ovario de la mujer y bajara el alma de los mundo superiores o bien subiera de Tierra Hueca donde vivían en 5D o superior , o sea que eran almas muy perfectas que querían venir a la superfície de la Tierra.

Otras dificultades

Los 7 planetas de las Pléyades, que están bajo el sol de Alcione, tenían una raza llamada pleyadianos arios elfos. Esta raza humana con plantilla de ADN elfos es la que fue la primera raza humana del Creador. Su canciller era el Arcángel Metatrón y era una raza pura, creada pura a petición del Creador con ADN puro micaélico-crístico, que a su vez contenía todo el banco de datos del Creador.

Esta raza fue creada en el sistmea estelar Lira de Vega y fue creada en origen con 5 alta-6D.

La guerra fue en Lira de Vega para depredar esta raza y eliminarla, pero Toranke rescató a las familias de Vega de los humanos de Elfo y los repartió por 49 sistemas estelares diferentes y a un grupo de ellos los llevó a Pléyades.

Esta raza hoy en día se conoce como original de Lira, pero no es así. Esta raza es la que ha pedido del Creador no pasó por la 3D, no vivieron el sexo genital físico sino con la reproducción del sexo Tantra, ni semen ni ovulación.

Para reproducirse, el sexo Tantra trae almas que unifican el campo magnético de cada uno de los componentes de la pareja y, encendiendo cada uno sus chakras, se unifican y de esta unión surge un campo atómico nuevo que tiene todo el banco de datos del padre y de la madre, con una carga de 1Hz determinada en el contenido de ADN. Los pleyadianos hacen lo siguiente, bajan un alma en el momento de la culminación del sexo Tantra. El alma la conectan a una vibración, tal como ellos pueden vibrar en aquel momento. De entre varias almas será aquella que vibra como ellos vibran.

Para más información, clica aquí.

Volviendo a Enki

Y el trabajo de genetista volvió a Enki, teniendo en cuenta que de esta forma no atraían a ningún alma oscura ni de baja vibración.

Entonces Enki prepara en el laboratorio, para los Lulus, a la manera tántrica con la reproducción de almas elevadas y la adapta a la reproducción genital que practicaban los Lulus.

Enki tuvo que adaptar una reproducción genital que atrajera almas, pero iban a nacer almas elevadas en un cuerpo de homínidos o humanos primitivos. Para tener un campo atómico alto para estas almas, Enki estudió el paso de Homínidos a Homo sapiens

Las sacerdotisas de Isis

En aquel momento empezó el trabajo de las sacerdotisas. El inicio fue la llegada, con sus cuerpos físicos de Sirio, del Sistema Estelar de Orión y el Sistema Estelar de Pléyades, para oficiar de diosas. Las más expertas en reproducción Tantra eran las del linaje de la diosa Isis, en el Sistema Estelar de Sirio con linaje de sangre siriana. De estos sistemas estelares de las sacerdotisas parte, por ejemplo, María Madre de Jesús, que vino de Pléyades. La imagen de María a veces lleva una corona de 7 estrellas y el 7 es del sistema estelar pleyadiano. El mensaje de los pleyadianos es de misericordia. En cambio, en Egipto la sacerdotisa Jador era mensajera del empoderamiento.

Divino femenino

Cuando cayó la Atlántida se destruyó, hasta hoy, el divino femenino y el divino masculino, sustituyéndose por el Patriarcado.

El Divino Femenino y el Divino Masculino representaban el Dios y al Diosa. Pero hoy todos lso que vivimos hemos venido a reparar el divino femenino y el divino masculino restaurado como fractal dentro de nosotros.

Entonces vinieron colonias de extraterrestres instalándose en distintos puntos del planeta. La diosa Afrodita se instaló en Grecia e Inanna, venida del cielo, genetista y sacerdotis, nibiruana de origen siriano, en Sumeria. Ishstar se instaló en Babilonia y Anahita de Persia y otras. En tiempos posteriores la diosa Jador, la diosa Hahtor…más actuales son María Magdalenta, María madre de Jesús.

Entonces los Lulus se repartiaron por distintas partes del planeta y a las sacerdotisas con ellos. Las sacerdotisas de Isis, las de Orión y las de Pléyades fueron distribuidas especialmente por Thoth en grupos, en «vórtices» importantes donde se pudiera abrir un portal, como en los salones de Amenti bajo la pirámide de Ghiza en Egipto. Otros lugares de la Tierra con templos con «vórtices» están en Yucatán, en Argentina, en Mendoza, en el Himalaya, en París y en los de Egipto muchos templos estaban conectados con los salones de Amenti.

La misión de las sacerdotisas era enseñar que, a través del cuerpo físico y con sexo genital, cómo tenían que activar la energía Kundalini-Tántrica. Tenían la capacidad de hacerlo porque tenían el ADN de Lemúria, que era crístico, y podían viajar si querían a la Fuente.

Lo único que se necesitaba era nivelar el lado primitivo de Lulu con el ADN avanzado de la Lemúria. Se había de evitar, puenteando la magia negra que había en el planeta y que todavía existe hoy, y además el karma planetario.

Genéticamente cuando la mujer queda embarazada, trae un alma según la frecuencia que tengan los padres en el momento de engendrarlo. Esto acarrea otro problema a resolver. 

Concilio en los mundo superiores

Hubo un concilio en los mundos superiores y decidieron que los puntos con portales debían coincidir encima directamente con planos superiores para bajar almas. Por ejemplo, del plano angélico o del plano de Maestros Ascendidos, y abrir para bajar directamente el alma o bien hacer coincidir el portal con un vórtice de los mundos de Agartha, Thelos o Isidri de Tierra Hueca para atraer almas de los sirianos que desencarnaron y fueron a la Tierra Hueca.

Los Templos

Los templos no eran sagrados, ni místicos, ni religiosos, pero sí estaban acondicionados energéticamente y tenían salas cerradas para las parejas y salas para los partos. Las parejas que tenían hijos ya no volvían con los otros Lulus porque vivían alrededor de los templos.

Los templos de las sacerdotisas enseñaban a las mujeres Lulus y los templos de los sacerdotes, que también poseían la energía de los Lemurianos, enseñaban a los hombres Lulus a entrenarse para cuando practicaran conjuntamente con la pareja.

Estos templos estaban conectados a la energía de las pirámides, porque las pirámides, especialmente la de Ghiza, tenía una apertura superior que enlazaba justo en el momento de la práctica en sincronía con los seres de altas dimensiones como los de Pléyades y de otras altas dimensiones. Únicamente dentro del templo había la garantía de que se pudiera imantar un alma perfecta, mientras que fuera del templo era imposible.

Si todo este trabajo no hubiese funcionado, el planeta entero hubiera quedado enteramente dominado por almas depredadoras como todas las del bajo astral y todas las de magia negra, y se hubiese perdido el planeta Tierra en cuanto a civilización totalmente dominada por la oscuridad.

María Magdalena, Jesús y Sarah

Después en la Tierra siguió el Patriarcado condenando a María Magdalena. Ella vino a hacer la función de sacerdotisa y a tener con Jesús, justamente a través del Tantra, a su hija Sarah, con un alma elevadísima porque los 2 eran sacerdotes. Por esto se les preparaó y se les inició, tanto al uno como al otro, en los templos de Isis de Egipto. Sarah también tenía una misión en la vida, que era iniciar el linaje de Jesús a través de ella. Se casó con un cátaro en el sur de Francia en la zona vasca. Sarah necestiaba tener un alma muy elevada como humana para reproducirse con los cátaros y así dejar en la Tierra el linaje de Jesús.

El papel de María Magdalena como sacerdotisa y Jesús como sacerdote no podían tener error, y el alma de Sarah tampoco.

En paralelo había la parte oscura de la Tierra que transformaron la realidad de sacerdotisa a prostituta para que la información que se fuera dando de estos templos fuera la de prostitución, donde las mujeres de la Tierra tenían sexo con los extraterrestre. Se tergiversó todo para que no pudiera seguir la Diosa o el Divino Femenino.

¿Qué sucedió con los Lulus?

Los Lulus eran homínidos primitivos y traían a la Tierra almas superiores, llamados «Hijos de los Dioses» pero que no lo eran, hubieran tenido que corresponder con Lulus que hubiesen evolucionado mucho. De estos hijos muchos fueron Maestros Ascendidos para el reseteo de la humanidad, para restaurar toda la sabiduría después de la Atlántida.

Entre la creación de los Lulus y del Homo sapiens pasó poco tiempo, unos 10.000 años. Los Lulus eran los australopithecus que conocemos ahora, que eran las tribus australianas homínidas con ADN micaélico de 12 fibras. 

Otra función de las sacerdotisas

Las madres Lulus con sus hijos con almas tan evolucionadas tenían dificultades para criarlos porque no eran almas que correspondieran a una homínida.  Y las sacerdotisas las ayudaron en estos templos.

Estos niños se quedaban en los templos durante 3, 4, 5 años de edad y los criaban las sacerdotisas. Los templos eran como comunidades y en ellos había lo que hoy en día llamamos guarderías.

Luego vino una segunda fase para las sacerdotisas que consistió en preparar las asistentas, que las llamaron «nanas». Ellas eran también extraterrestres que venían de Pléyades o de Sirio. Todavía hoy se usa el nombre de «nana» como cuidadora de niños. Este nombre viene de «Innana», de sumeria, que después continuó como civilización hebrea (Innana era venida del cielo y era médico, genetista y sacerdotisa).

Las nanas de crianza enseñaban a las mujeres Lulu cómo tenían que criar a sus hijos, llamados «niños divinos».

Todo este trabajo de administración de las sacerdotisas se hizo para salvar o recuperar toda la civilización humana de la Tierra para que no se extinguiera y conducirla a la polaridad negativa. Esto nos muestra el gran trabajo de las sacerdotisas para continuar la civilización de la Tierra.

Este texto es un resumen extraído de:

Accede a los últimos posts:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.